1. Ada
  2. Condiciones
  3. Sinusitis bacteriana

Sinusitis bacteriana

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La sinusitis bacteriana es una infección por bacterias de los senos paranasales (huecos que hay entre los huesos de la cara alrededor de la nariz). La sinusitis bacteriana suele aparecer después de una infección viral, como un resfriado o una gripe. Los síntomas habituales son nariz tapada y dolor o presión en la zona que rodea la nariz. La sinusitis bacteriana se puede tratar con medicamentos antiinflamatorios, descongestivos y antibióticos según sea necesario. La mayoría de los casos de sinusitis bacteriana se resuelven en 2 semanas y no provocan más síntomas.

Riesgos

La sinusitis bacteriana puede aparecer luego de una infección por resfriado o gripe. Las mujeres pueden ser levemente más propensas que los hombres a contraer sinusitis bacteriana. Esta infección la causan bacterias que viven en la nariz, la garganta y por veces la boca. Las personas que tienen alergias, pólipos nasales o el tabique nasal desviado (la pared que separa las cavidades nasales torcida) podrían ser más propensas a contraer sinusitis bacteriana, ya que estos problemas facilitan que las bacterias infecten los senos paranasales. Si una persona tiene una infección en los dientes o en la boca, se puede extender hacia los senos paranasales.

Síntomas

Los síntomas más comunes son nariz tapada y dolor o presión en la zona que rodea la nariz. También es posible que se sienta dolor o presión en la frente, alrededor de los ojos y en la mandíbula superior. El dolor suele empeorar cuando la persona se inclina hacia delante. Otros síntomas comunes son goteo nasal, dolor de cabeza, dolor de oídos, cansancio o fiebre. Si la sinusitis dura más de 10 días, es más probable que la causa sea bacteriana en lugar de viral.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas y un examen físico. Una tomografía computarizada (TAC) puede ayudar a evaluar los senos paranasales y confirmar el diagnóstico en casos complicados.

Tratamiento

La mayoría de los casos de sinusitis bacteriana mejorarán sin antibióticos. Los antibióticos ayudan a las personas que tienen síntomas continuos. En muchos casos, los remedios caseros pueden ser suficientes. A algunas personas les da resultado respirar aire húmedo o vapor (como el de una ducha caliente) para aliviar los síntomas. Los medicamentos antiinflamatorios (como ibuprofeno y paracetamol) pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón de la nariz y la cara. Los descongestivos en aerosol o en comprimidos también suelen ayudar a aliviar los síntomas.

Prevención

Tomar medidas para prevenir el contagio de resfriados o gripe en el hogar y en la comunidad puede ayudar a prevenir algunos casos de sinusitis bacteriana. Asimismo, las consultas regulares al dentista pueden ayudar a prevenir los casos ocasionales de sinusitis bacteriana.

Pronóstico

Generalmente la sinusitis bacteriana comienza a mejorar dentro de las 2 semanas sin tomar antibióticos. Si los síntomas continúan o empeoran pasados los 10 a 14 días, tomar antibióticos puede ser de ayuda. En algunas personas la infección de los senos paranasales puede hacerse duradera, pero esto es infrecuente. La mayoría de las personas se recupera bien de la sinusitis bacteriana.

Otras denominaciones

  • inflamación o infección de los senos paranasales