1. Ada
  2. Condiciones
  3. Hiperplasia prostática benigna

Hiperplasia prostática benigna

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La hiperplasia prostática benigna es una condición que implica un agrandamiento de la próstata. La próstata es una glándula ubicada debajo de la vejiga en los hombres y forma parte de la uretra (el tubo por el que la orina sale de la vejiga). Esta condición médica es muy común en los hombres mayores, ocurre lentamente y los síntomas aparecen gradualmente. Estos se deben al estrechamiento de la uretra que causa el agrandamiento de la próstata y envuelven problemas para orinar. El tratamiento de la hiperplasia prostática benigna ayuda a aliviar o curar los síntomas a la mayoría de las personas.

Riesgos

La hiperplasia prostática benigna es una condición muy común. Afecta con más frecuencia a hombres mayores de 50 años y se vuelve más común con la edad. Los hombres con diabetes o prostatitis (inflamación de la próstata) tienen más probabilidades de presentar esta condición médica.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen necesidad de orinar más frecuentemente (incluso durante la noche), problemas para empezar a orinar (vacilación) y un chorro débil de orina. Los síntomas se deben a un estrechamiento de la uretra (el tubo por el que la orina sale de la vejiga) y la incapacidad de vaciar completamente la vejiga.

Diagnóstico

El diagnóstico suele basarse en los síntomas y en un examen físico. Es común que se palpe en consulta médica para detectar si la próstata se ha agrandado. Esto se hace introduciendo un dedo en el ano y empujando la pared del recto (tacto rectal). Podría ser útil realizar análisis de sangre y de orina para evaluar la función renal, especialmente en las personas con síntomas graves. Se puede realizar un análisis de sangre para medir el antígeno prostático específico (APE), aunque la hiperplasia prostática benigna no es la única condición que causa un nivel elevado de APE.

Tratamiento

Esta condición se puede tratar con medicamentos o cirugía. Algunos medicamentos relajan la próstata y la vejiga y ensanchan la uretra, lo que alivia los síntomas urinarios de la hiperplasia prostática benigna. Los procedimientos quirúrgicos para tratar esta afección implican extraer la próstata parcial o totalmente.

Prevención

Tratar la prostatitis (la inflamación de la próstata) puede ayudar a prevenir algunos casos de hiperplasia prostática benigna.

Pronóstico

Algunas personas pueden notar que los síntomas de su hiperplasia prostática benigna empeoran lentamente con el paso del tiempo. En algunos casos, la próstata puede terminar bloqueando completamente la uretra (el paso de la orina) y podría ser necesario insertar un catéter (un tubo pequeño) en la vejiga para drenar la orina.