1. Ada
  2. Condiciones
  3. Chiragra

Chiragra

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La quiragra es una forma de gota que afecta las articulaciones de las manos y deriva en episodios (ataques) de inflamación aguda y dolorosa. La inflamación es causada por un exceso de ácido úrico que forma pequeños cristales dentro de y alrededor de las articulaciones. El ácido úrico aumenta en el cuerpo luego de consumir alcohol y ciertos alimentos (especialmente los mariscos, carnes rojas o carnes de los órganos tales como hígado o riñones). Los síntomas principales de la quiragra son hinchazón, sensibilidad y enrojecimiento de las articulaciones de las manos. La gota tiende a afectar a personas mayores de 30 años, con mayor frecuencia a hombres que mujeres.

Riesgos

La gota es la causa de fondo de la quiragra y es causada por cantidades excesivas de ácido úrico en la sangre, el cual forma cristales en las articulaciones. Estos cristales son muy irritables y producen que la articulación se inflame (roja, hinchada y dolorosa). La gota es una condición muy común que tiende a afectar más a hombres que a mujeres y se vuelve mucho más común con la edad. Consumir alcohol, carnes rojas o carnes de los órganos (tales como hígado o riñón) y usar ciertos medicamentos (como para la insuficiencia cardíaca y la tensión arterial alta) aumenta las probabilidades de tener gota.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen un dolor fuerte en las articulaciones de la mano y de los dedos, en conjunto con enrojecimiento, hinchazón, dificultad para mover las articulaciones, y a veces tofos (depósitos de cristales de ácido úrico que aparecen como nódulos amarillentos y firmes). Los síntomas suelen aparecer de repente y los ataques de gota suelen repetirse.

Diagnóstico

El diagnóstico es basado en la historia clínica de la persona y en un examen físico. Es probable que se tome una muestra de fluido de una articulación inflamada durante una consulta médica para buscar señales de cristales de gota. Los análisis de sangre pueden medir la cantidad de ácido úrico en la sangre y las ecografías o las radiografías de la articulación pueden ayudar a buscar señales de lesiones causadas por la gota.

Tratamiento

El dolor y la hinchazón durante un ataque de quiragra se controlan con medicamentos antiinflamatorios y analgésicos (como ibuprofeno, paracetamol o colchicina). Cambios de estilo de vida como bajar de peso, llevar una dieta saludable y ejercitarse regularmente, también pueden ayudar a controlar la gota.

Prevención

Para evitar futuros ataques de gota, se puede cambiar la dieta y evitar alimentos que desencadenan ataques de gota y, de ser necesario, se puede administrar un medicamento llamado alopurinol. El alopurinol reduce la cantidad de ácido úrico en la sangre. Perder peso también puede ayudar a prevenir futuros ataques de gota.

Pronóstico

Muchas personas con gota sufren episodios recurrentes de hinchazón e inflamación de las articulaciones. La mayoría de las personas pueden controlar los episodios de gota con medicamentos y evitando alimentos que desencadenan los episodios de gota. La gota que no se trata durante varios años puede causar artritis (lesión en las articulaciones), bultos debajo de la piel y posiblemente enfermedades renales.

Otras denominaciones

  • gota en la mano que afecta típicamente los dedos de las manos