1. Ada
  2. Condiciones
  3. Transición a la menopausia

Transición a la menopausia

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico
  7. Otras denominaciones

Resumen

El periodo de transición a la menopausia, también llamado perimenopausia, es el periodo durante el cual una mujer sale de la etapa fértil y entra en la menopausia. La menopausia en sí misma significa que una mujer no ha tenido su periodo menstrual por más de un año. Durante la transición a la menopausia, las mujeres suelen tener cambios en los ciclos menstruales, sequedad vaginal, sofocos o enrojecimiento y problemas para dormir. Los síntomas pueden variar entre ser leves a resultar insoportables y pueden interferir en forma importante con las actividades cotidianas y el sueño. La perimenopausia generalmente dura 5 años. Los síntomas suelen tratarse con medidas relacionadas al estilo de vida y tratamientos hormonales. Aunque los síntomas deberían disminuir al entrar en la menopausia, si persisten pueden ser evaluados durante una consulta médica para buscar un tratamiento adecuado.

Riesgos

La menopausia es el tiempo durante el cual el cuerpo de una mujer pierde la habilidad de quedar embarazada en forma espontánea. Los ovarios dejan de liberar óvulos y de producir las hormonas necesarias para mantener los ciclos menstruales (estrógenos y progesterona). Por esa razón se dejan de tener los periodos menstruales. La menopausia se confirma cuando una mujer no ha tenido su periodo durante un año. El tiempo hasta que esto ocurre se caracteriza por una inestabilidad en los niveles hormonales, que produce los síntomas del periodo de transición a la menopausia. La edad promedio en que se comienza esta transición es entre los 45 a 47 años, pero puede adelantarse en mujeres fumadoras, en mujeres a las que se extrajeron el útero (matriz) o los ovarios, en mujeres que han recibido quimioterapia y en las que tienen condiciones médicas que afectan los ovarios. La menopausia generalmente se completa a los 51 años de edad. Sin embargo, las mujeres que tienen familiares que han pasado por la menopausia en forma temprana o tardía, tienden a seguir este patrón.

Síntomas

Los síntomas más típicos de la transición a la menopausia son los periodos menstruales diferentes a los habituales. Las menstruaciones pueden volverse más abundantes o ligeras y tienden a aparecer en forma más espaciada hasta que eventualmente dejan de llegar. Otros síntomas comunes incluyen sofocos o enrojecimientos, sudoración durante la noche, dificultades para dormir, cambios de peso, cambios anímicos, ánimo decaído, disminución del deseo sexual, sequedad vaginal y senos sensibles. Los síntomas pueden variar de intensidad de leves a insoportables y pueden interferir en forma importante con las actividades cotidianas.

Diagnóstico

El diagnóstico generalmente se basa en los síntomas y en el cambio de patrón de los periodos menstruales en una mujer en edad de entrar en la menopausia. Un diario de los detalles de cualquier sangrado menstrual puede ayudar con el diagnóstico. Si hay cualquier duda, se pueden realizar análisis de sangre para medir los niveles hormonales.

Tratamiento

El tratamiento de esta condición se basa en el manejo de los síntomas. Muchas mujeres notan que cambios en el estilo de vida como ejercitarse con regularidad, reducir el consumo de cafeína y alcohol, seguir una dieta saludable y mantenerse socialmente activas, puede ayudar a controlar los síntomas. Los tratamientos hormonales pueden ayudar a controlar los periodos irregulares y los síntomas anímicos. Estos tratamientos incluyen las terapias de reemplazo hormonal. Además, utilizar lubricantes o cremas que contienen estrógenos puede ayudar con la sequedad vaginal. Existen muchos medicamentos con hierbas medicinales que se comercializan para ayudar con los síntomas de la perimenopausia. Sin embargo, algunos pueden interactuar con otros medicamentos, por lo que es conveniente conversar sobre su uso durante una consulta médica o farmacéutica.

Pronóstico

Los síntomas de la transición a la menopausia desaparecerán eventualmente al entrar a la menopausia. Algunos síntomas pueden ser persistentes, especialmente la sequedad vaginal y el adelgazamiento de la piel en el área genital. Los síntomas persistentes pueden ser tratados después de la menopausia, por lo que puede ser útil realizar una consulta médica.

Otras denominaciones

  • síntomas de menopausia