1. Ada
  2. Condiciones
  3. Osteoporosis

Osteoporosis

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La osteoporosis es una afección en la cual la estructura de los huesos se debilita y se vuelve frágil con el paso del tiempo. Aunque esto puede suceder como resultado del envejecimiento normal, otros factores como ciertos medicamentos, problemas de salud, dieta y estilo de vida pueden contribuir en su desarrollo. Las mujeres mayores de 50 años de edad son las que resultan afectadas más comúnmente, aunque la osteoporosis también puede aparecen en los hombres. Muchas personas no saben que tienen esta afección hasta que se fracturan un hueso como resultado de un incidente menor. El control de la osteoporosis muchas veces envuelve tomar suplementos de calcio o vitamina D u otros medicamentos para aumentar la fortaleza de los huesos. El ejercicio con pesas también es importante para mantener la salud de los huesos. Si se controla bien, muchas personas que tienen osteoporosis pueden mejorar la fortaleza de sus huesos y evitar fracturas.

Riesgos

La osteoporosis es una afección en la cual la estructura normal de los huesos se debilita y se vuelve quebradiza. Esto significa que los huesos se pueden fracturar con más facilidad. Con el paso de los años, se produce cierto grado de debilidad en los huesos, pero existen otras causas de la osteoporosis, como ciertos medicamentos, otros problemas de salud como problemas hormonales o renales a largo plazo y consumir una dieta pobre en calcio. Las personas que no reciben suficiente luz solar debido a razones de salud o cuestiones culturales tienen además un riesgo más alto de osteoporosis. Las mujeres que ya pasaron la menopausia tienden a presentar este problema más comúnmente, pero también puede afectar a mujeres más jóvenes y a hombres.

Síntomas

Muchas personas que tienen osteoporosis no presentan síntomas. Algunas personas sólo reciben el diagnóstico luego de fracturarse un hueso como resultado de un incidente menor. Algunas personas pueden tener dolor de espalda, dolor de cadera o dolor de pie. Con el paso del tiempo, algunas personas pueden perder estatura y adquirir una postura encorvada o les puede aparecer una joroba.

Diagnóstico

El diagnóstico suele hacerse sobre la base de estudios de detección (en personas que no presentan síntomas) o después de una fractura de hueso. El diagnóstico se confirma tomando una radiografía de baja radiación que se llama radioabsorciometría de doble energía (DEXA, por sus siglas en inglés), que mide el espesor de los huesos.

Tratamiento

El tratamiento implica cambios del estilo de vida y medicamentos. Hacer ejercicio regular de levantamiento de pesas, aumentar la cantidad de calcio de la dieta y cuidar de tomar suficiente sol son todas medidas que pueden ayudar a mejorar la fortaleza de los huesos. Para complementar estos cambios del estilo de vida, también se emplean suplementos de calcio y de vitamina D y medicamentos.

Prevención

Mantener una dieta saludable, tomar calcio y vitamina D según sea necesario, realizar ejercicio regular y evitar fumar o consumo alcohol regularmente son todas medidas que pueden disminuir el riesgo de osteoporosis.

Pronóstico

Si se controla bien, muchas personas que tienen osteoporosis pueden mejorar la fortaleza de sus huesos y evitar fracturas y complicaciones asociadas.