1. Ada
  2. Condiciones
  3. Cáncer epitelial del ovario

Cáncer epitelial del ovario

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El cáncer ovárico es un cáncer que surge en los ovarios, que son los órganos reproductores femeninos que producen los óvulos. Es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en las mujeres, y afecta más comúnmente a las mujeres mayores de 50 años. Una causa común de este cáncer es un gen llamado BRCA-1 o BCRA-2, aunque otros factores que influyen en los niveles hormonales durante toda la vida también pueden aumentar el riesgo de tener esta condición. Los síntomas del cáncer de ovario suelen ser inespecíficos, e incluyen dolor o pesadez en la parte baja del abdomen, sensación de saciedad temprana (sentir llenura rápidamente), hinchazón, cambio de los hábitos intestinales y sangrado vaginal entre periodos o después de la menopausia. El diagnóstico se basa en una ecografía ginecológica. El tratamiento a menudo incluye cirugía, quimioterapia y, aunque es menos común, radioterapia, según la etapa (estadio) del cáncer. El pronóstico depende del tipo de cáncer de ovario y de la etapa en que se lo haya diagnosticado. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son fundamentales para lograr las mejores probabilidades de recuperación.

Riesgos

El cáncer se produce cuando unas células anormales crecen descontroladamente. Estas células destruyen las células normales que las rodean y se pueden expandir por medio de los vasos sanguíneos y los canales linfáticos a otras partes del cuerpo. El cáncer de ovario surge de los ovarios, que suele estar encargados de producir los óvulos y las hormonas estrógeno y progesterona. El cáncer de ovario es relativamente común. Los factores de riesgos del cáncer de ovario suelen estar relacionados con alteraciones hormonales o genéticas. Si una mujer tiene varios familiares que tuvieron cáncer de ovario, seno o útero, esto puede ser un signo de la existencia de un gen del cáncer en la familia. Se sabe que dos genes, el BRCA-1 y el BRCA-2, están relacionados con la aparición de estos tipos de cáncer. Las personas que tienen el síndrome de Lynch también presentan un riesgo más alto. Otros factores que aumentan el riesgo de cáncer de ovario incluyen sobrepeso, no haber tenido hijos y el uso de terapia de reemplazo hormonal. Lo más común es que el cáncer de ovario se presente en mujeres mayores de 50 años, aunque a veces aparece en mujeres más jóvenes.

Síntomas

Los síntomas de cáncer de ovario pueden ser muy sutiles e inespecíficos, especialmente en las etapas tempranas. La hinchazón abdominal, la saciedad temprana (sentir llenura rápidamente), y el dolor pueden interpretarse erróneamente como problemas digestivos. También puede presentarse diarrea, estreñimiento e indigestión. Otros síntomas pueden incluir cansancio, náuseas y pérdida del apetito. Los signos más específicos pueden ser sangrado después o durante las relaciones sexuales y sangrado vaginal después de la menopausia. Los tipos de cáncer que producen hormonas pueden provocar la aparición de características masculinas, como vello facial o pubertad temprana en las niñas.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas y en un examen ginecológico, en el que es posible palpar (sentir) el tumor. El diagnóstico se confirma con una ecografía o una tomografía computarizada (TAC) y tomando y analizando una muestra del cáncer (biopsia).

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de ovario depende del tamaño y el tipo específico de cáncer, de si ya se extendió al momento del diagnóstico y de la salud general de la persona afectada. Esto determina la etapa (estadio) del cáncer. El tratamiento puede incluir cirugía para remover el cáncer, quimioterapia, radioterapia o una combinación de estas. En algunos casos, es posible que se emplee terapia hormonal o inmunoterapia (usar el sistema inmunitario para combatir el cáncer). La orientación psicológica y el apoyo emocional también son muy importantes.

Prevención

La prevención incluye hacer chequeos ginecológicos regulares. Es recomendable que las mujeres que tienen varios familiares con cáncer de ovario, seno o útero consulten a su médico la posibilidad de realizarse un estudio para detectar el gen BRCA. Las mujeres que tienen el gen BRCA pueden considerar la remoción quirúrgica de sus ovarios para reducir el riesgo de cáncer de ovario.

Pronóstico

El pronóstico depende del tipo de cáncer de ovario y de la etapa (estadio) en que se lo haya diagnosticado. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son fundamentales para lograr las mejores probabilidades de recuperación. Las personas que tienen cáncer de ovario que no se puede curar, reciben tratamientos que les ayudan a manejar los síntomas y a mejorar su calidad de vida.