1. Ada
  2. Condiciones
  3. Síndrome premenstrual

Síndrome premenstrual

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

El término síndrome premenstrual (SPM) describe una variedad de cambios físicos y emocionales que se pueden presentar en una mujer en los días anteriores al comienzo de su periodo menstrual. El SPM es muy común y afecta a la mayoría de las mujeres que menstrúan de algún modo. Estos cambios incluyen bajo estado de ánimo, aumento del apetito, sensibilidad en los senos, cambios de humor, irritabilidad y acné. La intensidad de los síntomas varía de una persona a otra. Estos tienden a repetirse en un patrón predecible antes de un periodo. El tratamiento implica cambios del estilo de vida y medicamentos que ayudan a regular el ciclo menstrual. Aunque el síndrome premenstrual no se puede curar, generalmente se pueden manejar bien los síntomas.

Riesgos

El ciclo menstrual normal se controla con el aumento y la disminución de los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona. Estas hormonas se encargan de desarrollar y liberar los óvulos y de preparar el cuerpo para el embarazo si el óvulo es fertilizado. Si no se fertiliza, se presenta el sangrado menstrual. Aunque la causa exacta del síndrome premenstrual no se comprende bien, es probable que los cambios de estos niveles hormonales sean los responsables de los síntomas del síndrome premenstrual. Este síndrome es muy común y afecta de un algún modo a la mayoría de las mujeres que menstrúan.

Síntomas

Los síntomas típicos del SPM incluyen síntomas emocionales y físicos. Estos varían mucho de una persona a otra, y pueden oscilar de leves hasta causar problemas en la vida laboral o personal. Los síntomas emocionales incluyen cambios de humor, irritabilidad, dificultades para dormir, antojos de comida y mala concentración. Los síntomas físicos incluyen distensión abdominal, sensibilidad en los senos, disminución de la energía, aumento de peso, náuseas, hinchazón de los pies, y dolores de cabeza.

Diagnóstico

El diagnóstico suele hacerse basándose en los síntomas y su relación con el periodo menstrual. Generalmente no se necesitan exámenes para confirmar el diagnóstico. Llevar un diario de los síntomas puede ayudar a llegar al diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento implica manejar los síntomas. Es posible que se logre con cambios del estilo de vida o medicamentos. Hacer ejercicio regularmente, tener una buena red de apoyo y aprender técnicas de relajación puede ayudar a reducir los síntomas. Algunos medicamentos ayudan, por ejemplo, la píldora (anticonceptiva) y medicamentos antidepresivos en dosis bajas. En los casos graves, una opción es la extracción quirúrgica de los ovarios. Esto causa infertilidad, así que es más adecuado para las mujeres que no están planeando quedar embarazadas.

Prevención

Llevar un diario de los síntomas puede ayudar a reconocer los días del ciclo que están relacionados con los peores síntomas, y así ser capaz de anticiparlos puede ayudar a sobrellevarlo mejor.

Pronóstico

El síndrome premenstrual no tiene cura, pero generalmente se pueden manejar bien los síntomas. Algunas personas notan que sus síntomas empeoran con el paso del tiempo. Los síntomas desaparecen después de atravesar la menopausia.

Otras denominaciones

  • cambios físicos y emocionales que aparecen antes del período menstrual