1. Ada
  2. Condiciones
  3. Conjuntivitis viral

Conjuntivitis viral

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La conjuntivitis viral, también conocida como ojo rojo, es una infección viral de la capa delgada más superficial del ojo que cubre el globo ocular y la parte interna de los párpados (la conjuntiva). Esta condición puede afectar a personas de todas las edades, aunque es un poco más común en niños. Los síntomas incluyen ojos rojos que pican o presentan una sensación arenosa junto con goteo nasal y tos. Esta condición médica es contagiosa, por lo tanto es importante tomar medidas simples para evitar infectar a otras personas, como quedarse en casa cuando se está enfermo y lavarse las manos con frecuencia. La conjuntivitis viral suele comenzar a mejorar sin tratamiento específico en 5 a 7 días.

Riesgos

La conjuntivitis viral ocurre cuando un virus produce hinchazón y enrojecimiento de la capa más superficial del ojo (la conjuntiva). Existen varios virus diferentes que pueden causarla: algunos son comunes y causan síntomas leves, como los del resfriado y la gripe; otros pueden causar síntomas más severos, como el virus zóster (virus de la varicela y la culebrilla). La conjuntivitis viral a menudo es contagiosa y puede contagiarse mediante las gotitas que se despiden al estornudar o toser o al estar en contacto cercano con la persona afectada. La conjuntivitis viral puede afectar a cualquiera, sin distinción de edad o género. Los niños y las personas con sistemas inmunitarios débiles pueden ser especialmente vulnerables a la conjuntivitis viral.

Síntomas

Los síntomas típicos de la conjuntivitis viral incluyen ojos rojos, llorosos y con picazón y a veces comienza afectando a un ojo antes que desarrollen síntomas en el segundo ojo. Algunas personas encuentran que sus ojos se tornan muy sensibles a la luz. Las personas con conjuntivitis viral a menudo también tienen síntomas de resfriado o gripe y pueden tener goteo nasal, dolor de garganta y tos. La vista se mantiene normal durante un episodio de conjuntivitis viral.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace sobre la base de los síntomas y el aspecto de los ojos. Podría ser necesario diagnosticar el virus específico que está causando la infección y para lograrlo se analiza una muestra de la secreción del ojo.

Tratamiento

Por lo general no se necesita un tratamiento específico para la conjuntivitis viral y los síntomas normalmente desaparecen en 2 semanas o menos. Algunas personas sienten que lubricar el ojo con gotas oftálmicas y colocar almohadillas frías sobre los ojos ayuda a aliviar los síntomas. Si hay una infección severa o si la persona afectada tiene un sistema inmunitario debilitado, podría ser necesario un medicamento antiviral.

Prevención

Esta infección es contagiosa, por lo tanto tomar medidas simples para evitar infectar a otras personas, como quedarse en casa cuando se está enfermo y lavarse las manos con frecuencia, pueden ayudar a prevenir el contagio.

Pronóstico

La conjuntivitis viral suele empezar a mejorar ningún tratamiento específico en 5 a 7 días y puede durar entre 2 a 4 semanas. Las personas con un sistema inmunitario débil deben verificar el diagnóstico y el tratamiento en una consulta médica.

Otras denominaciones

  • conjuntivitis causada por una infección viral en los ojos