1. Ada
  2. Condiciones
  3. Pancreatitis aguda

Pancreatitis aguda

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La pancreatitis aguda es una inflamación en el páncreas. El páncreas es un órgano que se encuentra detrás del estómago y que se conecta con los intestinos, produce sustancias necesarias para la digestión y ayuda a regular el nivel de azúcar (glucosa) en el cuerpo al producir las hormonas insulina y glucagón. Existen varios factores para desarrollar pancreatitis y algunos de las más comunes son beber grandes cantidades de alcohol, piedras en la vesícula (cálculos biliares) y el consumo de algunos medicamentos comunes. Los síntomas típicos de pancreatitis son dolor en la parte superior del vientre y en la espalda, así como también vómitos y náuseas. El tratamiento de la pancreatitis incluye reposo, ingesta de líquidos y tratar la causa de fondo. La mayoría de las personas se recupera bien de la pancreatitis aguda en cuanto se descubre y se trata la causa de fondo.

Riesgos

Es más común que la pancreatitis aguda afecte más a adultos que a los niños y adolescentes. La pancreatitis tiene muchas causas: cálculos biliares, ciertos medicamentos (diuréticos comunes, pastillas para eliminar líquidos), ingesta abundante de alcohol, infecciones (paperas, mononucleosis o virus de Epstein-Barr, VIH), niveles altos de colesterol y cáncer pancreático. Los síntomas son resultado del dolor y de la inflamación del páncreas.

Síntomas

Los síntomas típicos de la pancreatitis son dolor en la parte superior del vientre y en la espalda, así como también pérdida del apetito, vómitos y náuseas. El dolor suele empeorar después de comer y en algunas personas aparecen moretones de color gris azulado de ambos lados. Los síntomas suelen aparecer de forma bastante repentina, en cuestión de horas.

Diagnóstico

El diagnóstico de la pancreatitis aguda se basa en los síntomas y un examen físico. Se realizan análisis de sangre para evaluar el funcionamiento del páncreas y para detectar signos de inflamación. Podría realizarse una ecografía o una tomografía computarizada (TAC) para confirmar el diagnóstico y para investigar la causa de fondo.

Tratamiento

Las personas que tienen pancreatitis suelen ser internadas para recibir tratamiento. El tratamiento consiste en ayuno (dejar de comer) para descansar el páncreas, tomar calmantes (analgésicos) y líquidos. También se debe descubrir y tratar la causa de fondo.

Prevención

Algunas formas de pancreatitis podrían prevenirse reduciendo el consumo de alcohol.

Pronóstico

La pancreatitis aguda suele mejorar luego de 3 a 7 días de tratamiento. El pronóstico a largo plazo depende de la causa de fondo. Otros problemas como abuso de alcohol y fibrosis quística (un trastorno genético que afecta los pulmones y el páncreas) pueden derivar en pancreatitis crónica.

Otras denominaciones

  • inflamación del páncreas