1. Ada
  2. Condiciones
  3. Conjuntivitis alérgica

Conjuntivitis alérgica

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La conjuntivitis alérgica es un problema ocular en el que un alérgeno (por ejemplo el polen o cabellos de animales) irrita y provoca comezón, lagrimeo o secreción en el ojo. La conjuntiva es una película que cubre el globo ocular y el interior de los párpados. Como la conjuntivitis alérgica no es contagiosa, evitar los alérgenos ayuda a prevenir este problema. Las lágrimas artificiales, las compresas frías y los medicamentos antihistamínicos son útiles para tratar los síntomas de la conjuntivitis alérgica. La mayoría de las personas se recupera sin mayores problemas.

Riesgos

La conjuntivitis alérgica puede afectar a personas de cualquier edad y se presenta con más frecuencia en la primavera y el verano.

Síntomas

Los síntomas típicos son enrojecimiento, picazón (comezón), hinchazón leve y ojos llorosos. En general, los dos ojos resultan afectados.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace examinando los antecedentes y la piel del paciente. Podría ayudar realizar una prueba de parche sobre ciertas sustancias para identificar los desencadenantes de la conjuntivitis alérgica.

Tratamiento

Utilizar lágrimas artificiales y aplicar frío sobre los ojos puede ayudar a aliviar los síntomas de la conjuntivitis alérgica. Los medicamentos antihistamínicos en gotas o comprimidos también ayudan a tratar o evitar los síntomas.

Prevención

Evitar las cosas que desencadenan alergias puede ayudar a prevenir este problema.

Pronóstico

La mayoría de las personas aprende a evitar lo que les desencadena la conjuntivitis alérgica o aprenden a manejar sus síntomas. Es común que luego de un episodio de conjuntivitis alérgica se recuperen sin mayores problemas.

Otras denominaciones

  • conjuntivitis causada por una reacción alérgica en los ojos