1. Ada
  2. Condiciones
  3. Vértigo postural paroxístico benigno

Vértigo postural paroxístico benigno

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El vértigo postural paroxístico benigno (VPPB) es un problema común del oído interno que causa episodios breves de mareo (vértigo) relacionados con ciertos movimientos de la cabeza. Estos episodios son provocados por partículas (cristales) que irritan los canales semicirculares (la parte del oído interno que regula el equilibrio). Además del mareo, las personas que tienen vértigo postural paroxístico benigno (VPPB) sienten náuseas y es posible que vomiten durante estos ataques. El VPPB tiende a mejorar con el paso de semanas o meses, pero puede reaparecer.

Riesgos

El vértigo postural paroxístico benigno puede aparecer a cualquier edad, sin embargo es más común que resulten afectados los adultos mayores en comparación con los niños y los adultos jóvenes. La causa del VPPB no se comprende bien, pero se cree que se debe a un problema del oído interno causado por partículas (cristales) que irritan los conductos semicirculares (la parte del oído interno que regula el equilibrio). En casos extraños, una lesión en la cabeza puede llevar a VPPB.

Síntomas

Los ataques de mareos breves y recurrentes son el síntoma principal del vértigo postural paroxístico benigno. El mareo asociado con el vértigo suele sentirse como si todo girara a su alrededor, en lugar de una sensación de ligero aturdimiento. El mareo puede estar acompañado de náuseas, vómitos y pérdida del equilibrio. Los ataques suelen ocurrir después de cambiar la posición de la cabeza, como al girar la cabeza súbitamente o cambiar de una posición de acostado a sentado.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en una consulta médica valiéndose de un examen físico. El diagnóstico puede confirmarse con análisis específicos.

Tratamiento

Esta forma de mareo se puede tratar con ciertas maniobras de recolocación (maniobras de Epley o ejercicios de Brandt-Daroff). Es posible que los síntomas empeoren mientras se realizan estas series de ejercicios controlados. Luego de recibir las instrucciones sobre cómo realizarlos, algunos de estos ejercicios se pueden hacer en casa. Normalmente el vértigo postural paroxístico benigno se puede tratar bien de esta manera. No se usan medicamentos, aunque podrían ayudar a manejar las náuseas asociadas con el mareo. En casos graves y persistentes, la cirugía puede ser una opción de tratamiento.

Prevención

Las personas que tienen vértigo postural paroxístico benigno probablemente deban evitar ciertas actividades o movimientos que provocan episodios de mareo, ya que este puede tornar inseguras esas actividades.

Pronóstico

El vértigo postural paroxístico benigno es inofensivo pero desagradable y tiende a desaparecer en cuestión de semanas o meses, sin embargo los síntomas pueden volver a presentarse en el futuro.