1. Ada
  2. Condiciones
  3. Colecistitis

Colecistitis

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La colecistitis es una inflamación de la vesícula biliar. Es una condición común que tiende a afectar más a mujeres que a hombres y que se vuelve más común con el paso de los años. La vesícula almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir alimentos grasos. Después de comer, la vesícula segrega bilis que baja por el tracto biliar hasta el intestino. En la mayoría de los casos, la colecistitis es provocada por un cálculo (piedra) que bloquea el paso de la bilis al intestino. Esta condición suele comenzar de forma repentina, con dolor en la zona superior o superior derecha del vientre. El tratamiento suele ser con analgésicos (calmantes) y antibióticos. Eventualmente la vesícula debe ser extirpada con cirugía (una colecistectomía). La mayoría de las personas se recuperan bien de la colecistitis.

Riesgos

La colecistitis es una condición común. Las mujeres son más propensas que los hombres a tener colecistitis, y esta condición se vuelve más común con la edad. Otros factores que aumentan el riesgo de colecistitis son el sobrepeso, tener un familiar que sufra de colecistitis, y (en las mujeres) tener uno o más hijos. En la mayoría de los casos, la colecistitis es provocada por un cálculo biliar que bloquea el paso de la bilis al intestino. También puede haber una infección de la vesícula.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen dolor en la zona superior o superior derecha del vientre, sudoración, náuseas y vómitos, que empeoran cuando se consumen alimentos ricos en grasas. La fiebre puede sugerir una infección bacteriana.

Diagnóstico

El diagnóstico médico se hace basado en los síntomas y un examen físico. Suelen realizarse análisis de sangre para detectar señales de infección o problemas en el hígado. Además, es probable que se necesite una ecografía o una tomografía computarizada (TAC) para examinar la vesícula.

Tratamiento

El tratamiento de la colecistitis suele ser con calmantes para el dolor (analgésicos) y antibióticos. Evitar las comidas grasosas también puede ayudar a disminuir los síntomas de la colecistitis. Sin embargo, en casos recurrentes, persistentes o graves, puede ser recomendada una cirugía para extirpar la vesícula (colecistectomía). Si la colecistitis fue causada por cálculos biliares atascados en el conducto biliar, es probable que se realice un procedimiento llamado colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE). Este procedimiento consiste en introducir una cámara larga por la boca hasta el estómago y el conducto biliar (endoscopía) para remover los cálculos.

Prevención

Reducir los alimentos ricos en grasas en la dieta y bajar de peso gradualmente puede ayudar a evitar nuevos episodios de colecistitis.

Pronóstico

Los síntomas de la colecistitis pueden controlarse bien con analgésicos (calmantes) y antibióticos, y la mayoría de las personas no experimentan complicaciones. La extirpación de la vesícula cura la condición, y la mayoría de las personas se recuperan bien de la cirugía. Los adultos mayores pueden tener un riesgo más alto de padecer una inflamación de vesícula complicada o grave y de tener más complicaciones luego de una extirpación de vesícula. Si la colecistitis es grave o no se trata puede llevar a una pancreatitis (inflamación del páncreas).

Otras denominaciones

  • inflamación de la vesícula biliar