1. Ada
  2. Condiciones
  3. Bronquitis crónica

Bronquitis crónica

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

Se llama bronquitis crónica a la inflamación permanente de las vías respiratorias más pequeñas del pulmón. Se define como una tos, que dura por lo menos tres meses a lo largo de dos años consecutivos. La causa más común es ser fumador, aunque la exposición a sustancias irritantes en el trabajo también puede ocasionarla. La bronquitis crónica es un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Evitar respirar humo de cigarrillo o sustancias irritantes puede ayudar a prevenir esta condición y, una vez que se tiene, es importante dejar de provocar daños continuos a las vías respiratorias. Aunque el daño causado por la inflamación prolongada de las vías respiratorias puede ser irreversible, muchas personas aprenden a controlar y vivir con sus síntomas.

Riesgos

La bronquitis crónica se produce cuando las pequeñas vías respiratorias de los pulmones (los bronquios y los bronquiolos) se irritan y se inflaman, lo cual produce hinchazón y estrechamiento. Si esto se prolonga durante mucho tiempo la hinchazón y el estrechamiento se vuelven permanentes. La causa más común de esta condición es ser fumador, aunque estas expuesto durante mucho tiempo a sustancias químicas irritantes en el lugar de trabajo o la contaminación del aire también puede causarla. Dichas sustancias irritan las vías respiratorias y hacen que se inflamen. La bronquitis crónica es más común en hombres de edad mediana, aunque puede afectar a cualquiera que haya respirado sustancias irritantes durante un largo período de tiempo.

Síntomas

El síntoma más común de la bronquitis crónica es una tos con mucosidad que a menudo se presenta durante un período de tres meses. Las personas con bronquitis crónica también pueden experimentar dificultad para respirar cuando realizan actividad física, silbidos, cansancio, dolores de cabeza y malestar en el pecho.

Diagnóstico

El diagnóstico suele basarse en los síntomas, un examen físico y un estudio del funcionamiento pulmonar llamado espirometría. Podría ser necesaria una radiografía para examinar los pulmones y descartar otras causas posibles de los síntomas.

Tratamiento

Dependiendo del caso, lo más importante del tratamiento es dejar de fumar o tomar las medidas necesarias para evitar respirar otras sustancias químicas irritantes. Otros tratamientos incluyen medicamentos que se inhalan para reducir la hinchazón y abrir las vías respiratorias, a su vez la acción de algunos medicamentos es disolver la mucosidad en las vías respiratorias. Los programas de ejercicios especializados para personas con problemas pulmonares (rehabilitación pulmonar) no solo ayudan a mejorar el estado físico, sino que además enseñan técnicas efectivas para mejorar la respiración y despejar la mucosidad de las vías respiratorias. Algunas personas advierten que respirar aire cálido y húmedo ayuda a reducir sus síntomas.

Prevención

Dejar de fumar y evitar sustancias perjudiciales para los pulmones ayuda a reducir el riesgo de desarrollar bronquitis crónica. Esto puede involucrar el uso de un equipo protector si se usan productos químicos irritantes en el trabajo. Las personas con bronquitis crónica deben vacunarse contra la gripe para evitar agravar los síntomas.

Pronóstico

A pesar de que la bronquitis crónica produce un daño irreversible a las vías respiratorias, muchas personas aprenden a controlar sus síntomas. Las personas con un diagnóstico temprano de bronquitis crónica que dejan de fumar tienen buenas perspectivas de evitar mayores daños a sus vías respiratorias.

Otras denominaciones

  • infección crónica en los pulmones