1. Ada
  2. Condiciones
  3. Insuficiencia renal crónica

Insuficiencia renal crónica

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La insuficiencia renal crónica es una disminución de la función del riñón para filtrar desechos y fluidos de la sangre y al ser "crónica" significa que se desarrolla a lo largo de un período extenso de tiempo y que no es reversible. Ciertos problemas de salud pueden dañar los riñones con el paso del tiempo, como la diabetes, la presión arterial elevada o una inflamación prolongada de los riñones. Los síntomas tempranos de una función renal reducida incluyen orinar más frecuentemente, presión arterial elevada e hinchazón de las piernas. Dado que tarda en aparecer, por lo general afecta a las personas mayores. En las mujeres es levemente más común que en los hombres. El tratamiento consiste en tratar el problema de fondo y dar apoyo a la función de los riñones. La insuficiencia renal crónica requiere un control cuidadoso y de por vida.

Riesgos

El fallo renal crónico ocurre mayormente en personas que tienen otros problemas que perjudican las pequeñas unidades de los riñones responsables de filtrar desechos y fluidos de la sangre. Esto incluye problemas muy comunes, como diabetes o presión arterial elevada, y otros menos comunes, como poliquistosis renal, inflamación de los riñones, infecciones renales repetitivas y cálculos renales frecuentes. Las personas con alguna malformación de los riñones o tracto urinario tienen un mayor riesgo de presentar eventualmente insuficiencia renal crónica. Una vez que los riñones han perdido una cantidad significativa de sus funciones es probable que no puedan recuperarse. La insuficiencia renal crónica es más común en los adultos mayores y tiende a afectar a mujeres levemente más que a los hombres.

Síntomas

En la etapa temprana de la insuficiencia renal crónica, las personas afectadas pueden experimentar necesidad de orinar con mayor frecuencia y la orina puede ser pálida y espumosa. Otro síntoma común es presión arterial elevada e hinchazón de las piernas. A medida que avanza, las personas afectadas pueden manifestar otros síntomas, como náuseas, pérdida de peso, cansancio y calambres musculares. La piel puede secarse y generar una picazón general. Los individuos afectados también pueden advertir manchas marrones en la piel. La hinchazón puede empeorar y afectar la cara.

Diagnóstico

La función del riñón puede examinarse tomando muestras de sangre y orina. Asimismo, podría requerirse una ecografía de los riñones y el tracto urinario y en algunos casos, podría ser necesario tomar una pequeña muestra del riñón (una biopsia) a fin de encontrar la causa de fondo del problema.

Tratamiento

El tratamiento se basa en controlar la enfermedad que está dañando los riñones. Las personas con elevada presión arterial o diabetes deben asegurarse de que estas condiciones estén bien controladas. También puede ayudar revisar los medicamentos en una consulta médica y reemplazar o dejar de tomar cualquier medicamento que pueda dañar los riñones. Otros problemas renales pueden controlarse realizando una consulta de nefrología (especialidad médica de los riñones). Las personas con riñones que ya no funcionan lo suficientemente bien como para filtrar sangre y fluidos pueden necesitar diálisis, un proceso por el cual la sangre se limpia con una máquina. Para otras personas, el trasplante de riñón puede ser una alternativa.

Prevención

Un buen control de los problemas de salud tales como la presión arterial elevada y la diabetes es importante para prevenir la insuficiencia renal crónica. Realizar controles regulares, tomar la medicación adecuadamente y dejar de fumar puede ayudar la prevención.

Pronóstico

El diagnóstico temprano y el control de la insuficiencia renal crónica pueden ayudar a disminuir o detener un mayor daño a los riñones. Sin embargo, la insuficiencia renal crónica puede progresar y llegar a ser necesaria realizar diálisis frecuente o un trasplante de riñón.

Otras denominaciones

  • daño renal que ocurre durante un largo período de tiempo