1. Ada
  2. Condiciones
  3. Criptorquidia

Criptorquidia

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico

Resumen

La criptorquidia es una condición en la que uno u ambos testículos no están en el escroto al nacer. Los síntomas son un escroto vacío sin testículos palpables o testículos que se ven o palpan en otro lugar del cuerpo. El tratamiento puede basarse en medicamentos o cirugía.

Riesgos

La criptorquidia es una condición médica relativamente común. Los testículos se desarrollan dentro del abdomen antes de nacer y a medida que el bebé crece dentro del útero los testículos bajan al escroto. Esto suele completarse antes del nacimiento. La criptorquidia es la causa más común de un testículo que no está presente dentro del escroto, aunque es posible que el testículo no se haya formado siquiera. Las causas de la criptorquidia no se comprenden muy bien, pero es probable que su causa se deba a varios factores que ocurren a la vez. Algunos factores que aumentan el riesgo de tener testículos no descendidos incluyen tamaño pequeño o bajo peso al nacer, ser gemelo, nacer prematuro y estar expuesto a estrógenos antes de nacer a través de la madre. Las personas con criptorquidia testicular sin tratar tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer testicular.

Síntomas

El síntoma más común es un escroto que no contiene uno u ambos testículos. Muy frecuentemente, el testículo es palpable en otro lugar, como en el pene o la zona de la ingle. Puede realizarse una ecografía para localizar el testículo, aunque esto no siempre resulta exitoso. Si ninguno de los testículos está en el escroto o si hay otros problemas de desarrollo con los genitales pueden hacerse análisis de sangre para buscar una causa hormonal.

Diagnóstico

El diagnóstico usualmente se hace poco después de nacer, ya que el examen para detectar la criptorquidia (palpar los testículos en el escroto) es parte del examen físico de rutina de los recién nacidos.

Tratamiento

En muchos casos, el testículo continuará descendiendo al escroto después del nacimiento. Si esto ocurre y el testículo queda en su lugar no es necesario realizar ningún tratamiento. Sin embargo, es poco probable que esto suceda después de los 6 meses de edad. En estos casos, el testículo se coloca en el escroto mediante una cirugía. Este procedimiento se llama orquidopexia y debe ser realizado en los niños con criptorquidia entre los 6 y 12 meses de edad. La orquidopexia es importante, ya que reduce los riesgos de infertilidad y de desarrollar cáncer testicular más adelante en la vida.

Pronóstico

Los niños que reciben tratamiento temprano de su criptorquidia, generalmente no presentan complicaciones y se recuperan bien. Si un testículo no descendido se deja sin tratar puede haber consecuencias graves tales como cáncer de testículo, infertilidad y lesiones testiculares.