1. Ada
  2. Condiciones
  3. Embarazo ectópico

Embarazo ectópico

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El embarazo ectópico es una condición médica en la que el implante de un embrión (una etapa temprana del embarazo) no se produce en el útero, sino en otro lugar, más comúnmente en las trompas de falopio. Como el embrión no está en el útero no puede crecer y sobrevivir. Los síntomas típicos incluyen los síntomas generales del embarazo (la falta de un periodo menstrual, náuseas, sensibilidad en los senos, etc.) sumado a dolor en el bajo vientre y sangrado o manchado por la vagina. El tratamiento puede incluir medicamentos o cirugía para remover el embrión. Si se descubre temprano, la condición puede tratarse y las perspectivas para embarazos futuros son buenas.

Riesgos

Un embarazo ectópico comienza como cualquier otro embarazo, cuando un óvulo es fertilizado por un espermatozoide, y se forma un embrión. En el caso de un embarazo ectópico, el embrión no llega al útero, pero se implanta y comienza a crecer en otro lugar. Frecuentemente, este se implanta en una de las trompas de Falopio (el tubo entre el ovario y el útero), pero también puede ocurrir en otros lugares. Esta condición es más común en mujeres que ya tuvieron un embarazo ectópico, en mujeres con lesiones en las trompas de Falopio causadas por infecciones y en mujeres que fuman. Las mujeres mayores de 40 años pueden tener mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico.

Síntomas

Los síntomas típicos de un embarazo ectópico son dolor en la parte baja del vientre, la falta de un periodo menstrual y sangrado vaginal, sin embargo, no todas las personas tienen los tres síntomas. Además, algunas personas pueden tener los síntomas normales del principio del embarazo, que incluyen cansancio, náuseas con vómitos y sensibilidad en los senos. Los síntomas que indican que un embarazo ectópico requiere tratamiento urgente son mareo, desmayo, dolor severo en el vientre y vómitos.

Diagnóstico

El diagnóstico suele basarse en los síntomas, un examen físico y habitualmente un examen ginecológico. Se necesita una ecografía del útero y de las trompas de Falopio para confirmar la posición del embarazo. Además, puede hacerse un análisis de orina o de sangre para confirmar el embarazo.

Tratamiento

El tratamiento de un embarazo ectópico consiste en extraer el embrión, ya sea con medicamentos o cirugía. La pérdida del embarazo provocada por medicamentos suele recomendarse cuando no se necesita tratamiento urgente. El método quirúrgico más común para tratar esta condición médica es una laparoscopia (cirugía mínimamente invasiva) y la extracción física del embrión. La cirugía se recomienda cuando el embarazo ectópico necesita tratamiento en forma urgente.

Prevención

Prevenir y tratar las infecciones de transmisión sexual es importante para prevenir embarazos ectópicos.

Pronóstico

Cuando un embarazo ectópico que no recibe tratamiento hay dos posibles resultados: el primero es la pérdida espontánea del embarazo y el segundo es que el embarazo progrese hasta que daña los órganos a su alrededor, lo que puede poner en riesgo la vida. Si se descubre en forma temprana, el embarazo ectópico se trata fácilmente y la recuperación es buena, así como las probabilidades de volver a concebir y tener un embarazo. Puede ser necesario extraer el embrión en forma quirúrgica y si la cirugía afecta o extrae las trompas reproductivas, a veces puede provocar dificultad para volver a concebir.