1. Ada
  2. Condiciones
  3. Embarazo

Embarazo

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

Embarazo es la palabra que describe la fertilización de un óvulo humano y el hecho de llevar un bebé en el útero. Para quedar embarazada, es necesario que un óvulo entre en contacto con el semen. Esto puede ser durante una relación sexual o mediante otros métodos, como fertilización in vitro (FIV). Los primeros síntomas de embarazo incluyen la ausencia de un periodo menstrual, cansancio, náuseas con vómitos y sensibilidad de los senos. Las embarazadas deben visitar a su médico regularmente para hacer un chequeo de la salud tanto de la madre como del bebé en desarrollo.

Riesgos

Para que se produzca un embarazo, es necesario que se encuentren un óvulo y espermatozoide humanos en condiciones favorables para la fecundación. Las probabilidades de embarazo son más altas cuando no se usa ningún método anticonceptivo y cuando las relaciones sexuales se mantienen cerca del momento de la ovulación.

Síntomas

Los primeros síntomas clásicos de embarazo incluyen la ausencia de un periodo menstrual, cansancio, náuseas con vómitos y sensibilidad de los senos. Los síntomas tardíos incluyen sarpullido marrón en la cara, pies y tobillos hinchados, orinar con más frecuencia y, con el tiempo, aumento de peso y ensanchamiento a la altura del vientre. Los síntomas del embarazo son consecuencia de los cambios hormonales y físicos que ocurren en el cuerpo de una mujer y que ayudan al bebé a crecer.

Diagnóstico

El diagnóstico suele hacerse con una prueba de embarazo. Las pruebas de embarazo miden una hormona llamada Beta-GCh en la orina o en la sangre. Esta hormona es producida por el embrión (el bebé en los primeros días y semanas de vida) y se puede detectar entre 8 a 11 días luego de la fecundación.

Tratamiento

Las embarazadas deben realizar consultas médicas regularmente para hacer un chequeo de la salud tanto de la madre como del bebé. Las complicaciones que se presentan durante el embarazo, como presión arterial alta o diabetes, pueden necesitar tratamiento médico.

Prevención

La prevención se puede lograr con anticonceptivos. Existen muchas opciones de anticonceptivos, y es útil analizar las ventajas y las desventajas de los distintos métodos en una consulta con un médico clínico o con un ginecólogo. Las opciones más populares son los condones (preservativos), las pastillas anticonceptivas (la píldora), las inyecciones anticonceptivas, y los dispositivos intrauterinos (DIU, una pequeña bobina de cobre que se coloca dentro del útero). También es posible atar o cortar las trompas de Falopio (en las mujeres) o el conducto deferente (el conducto del esperma de los hombres) para evitar futuros embarazos. Estos procedimientos quirúrgicos son menores y permanentes.

Pronóstico

La mayoría de los embarazos evolucionan sin complicaciones, especialmente en las mujeres más jóvenes y sanas. Las mujeres de más edad y las que tienen problemas de salud, pueden tener un riesgo más alto de tener complicaciones durante el embarazo, como presión arterial alta, diabetes y preeclampsia. Las mujeres que tienen embarazos múltiples (mellizos, trillizos o más) también tienen un riesgo más alto de presentar complicaciones.