1. Ada
  2. Condiciones
  3. Hipertensión esencial

Hipertensión esencial

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

Se denomina hipertensión esencial o hipertensión primaria a la presión arterial alta (más de 140/90 mmHg) sin una causa reconocible. La presión arterial está determinada por la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias y la cantidad de sangre que bombea el corazón. En la mayoría de los casos, la presión arterial alta pasa desapercibida, o produce síntomas que son leves o pocos específicos, como dolor de cabeza, mareos y cambios en la vista. La hipertensión puede afectar prácticamente a cualquier persona, pero es tratable si se detecta en forma temprana.

Riesgos

La hipertensión esencial o primaria suele desarrollarse a lo largo de muchos años sin causas específicas identificable conocidas. Sin embargo, existen diversos factores que aumentan el riesgo de desarrollar presión arterial alta como tener antecedentes de familiares con presión alta, sobrepeso, hacer poco ejercicio, fumar o tomar alcohol. Las personas que tienen diabetes también tienen un riesgo más alto de desarrollar hipertensión. La hipertensión esencial generalmente afecta a los adultos y se vuelve más común con la edad.

Síntomas

La presión arterial alta no suele tener síntomas. Algunas personas tienen dolores de cabeza leves sin causa específica. Los síntomas se pueden manifestarse si la presión arterial es severa y empieza a producir daños en los órganos. Estos pueden ser dolores de cabeza punzantes, mareos, visión borrosa, inflamación de los pies y dificultad para respirar.

Diagnóstico

Por lo general, el diagnóstico de la hipertensión esencial se realiza un chequeo de presión de rutina. Si el resultado es dudoso es posible que sea necesario realizar un estudio de 24 horas en el que se mide la presión arterial en distintos momentos del día. Esto puede ser útil para las personas que tienen 'hipertensión de bata blanca', un trastorno en el que la presión arterial sube al momento de medirla en una consulta médica.

Tratamiento

Un tratamiento efectivo para la hipertensión esencial consiste en una combinación de cambios en el estilo de vida (ejercicio diario, una dieta sana, dejar de fumar, reducir el estrés) y medicamentos para reducir la presión arterial.

Prevención

Hacer ejercicio regularmente y mantener un peso saludable ayuda a prevenir la presión arterial alta. Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol también puede contribuir a prevenir la hipertensión. Otros problemas de salud, como la diabetes, deben tratarse de la mejor manera posible.

Pronóstico

La presión arterial alta se puede controlar con cambios en el estilo de vida y, a veces, con medicación. Si no se trata, aumenta el riesgo de generar otros problemas de salud, en especial infarto y derrame cerebral.