1. Ada
  2. Condiciones
  3. Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (comúnmente llamada ERGE) es una condición médica en la que el ácido del estómago vuelve al esófago (el tubo que va de la boca al estómago). Este trastorno es frecuente, especialmente en personas mayores de 40 años y en mujeres embarazadas. Las personas que fuman, beben alcohol o que son obesas son más propensas a desarrollar reflujo gastroesofágico. Los síntomas típicos son ardor en el pecho (conocido como acidez) y un sabor ácido en la boca. Los síntomas de reflujo gastroesofágico se controlan modificando la dieta y algunos factores del estilo de vida (por ejemplo, perder peso, dejar de fumar y limitando la ingesta de alcohol), y tomando medicamentos para reducir la acidez estomacal. La enfermedad por reflujo gastroesofágico se puede controlar bien y, por lo general, no produce problemas a largo plazo.

Riesgos

Esta condición es más frecuente en personas mayores de 40 años, sin embargo, puede suceder a cualquier edad. Las embarazadas suele tener reflujo gastroesofágico por la presión que ejerce el bebé hacia arriba sobre el estómago. Las personas que fuman, beben alcohol o que son obesas son más propensas a desarrollar reflujo gastroesofágico.

Síntomas

Los síntomas típicos son acidez (ardor en el pecho), dolor al tragar y un sabor ácido en la boca. Otros síntomas menos comunes pueden ser tos, ronquera o voz ronca. Los síntomas se deben a que el ácido del estómago irrita la membrana que recubre el esófago, la garganta y la boca.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede realizar sin investigar cuando la persona manifiesta tener los síntomas típicos y no tiene otros que apunten a una condición médica diferente, posiblemente más seria. Si los síntomas no son los típicos, es posible que se necesite realizar una endoscopía (una cámara que se introduce por la boca hasta el estómago) para confirmar el diagnóstico y descartar otros problemas. Otras pruebas que sirven para confirmar el diagnóstico miden el nivel de ácido o la presión en la parte baja del esófago.

Tratamiento

Perder peso, dejar de fumar y reducir la ingesta de alcohol contribuye a reducir los síntomas de reflujo gastroesofágico. Evitar alimentos que empeoran los síntomas (como cebolla, tomate, chocolate y comidas picantes) también puede ser de ayuda. Algunas personas toman antiácidos según les resulte necesario para aliviar los síntomas de reflujo gastroesofágico. Existen también medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas al reducir la cantidad de ácido que produce el estómago. Estos medicamentos se toman en forma regular para evitar los síntomas.

Prevención

Perder peso, evitar tomar alcohol y dejar de fumar pueden prevenir la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Tratar los síntomas ayuda a prevenir complicaciones a largo plazo.

Pronóstico

La respuesta de los síntomas a los cambios en el estilo de vida (por ejemplo, perder peso, dejar de fumar y reducir la ingesta de alcohol) y a la medicación suelen ser muy buenos. Las personas que sufren de reflujo gastroesofágico durante años y no lo tratan pueden desarrollar complicaciones, como el estrechamiento del esófago, cambios en la membrana que recubre el esófago y, en ocasiones, cáncer de esófago.

Otras denominaciones

  • reflujo ácido desde el estómago hasta el esófago