1. Ada
  2. Condiciones
  3. Artritis idiopática juvenil

Artritis idiopática juvenil

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico

Resumen

La artritis idiopática juvenil es la forma más común de enfermedad autoinmunitaria de las articulaciones en los niños, que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos sanos de las articulaciones. Las causas no se comprenden bien, pero los genes pueden influenciar el desarrollo de esta condición. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón y rigidez de una o más articulaciones. El diagnóstico suele basarse en los síntomas y en un examen físico. El tratamiento incluye medicamentos para suprimir el sistema inmunitario. Muchos niños con este problema viven bien con tratamiento y advierten que los síntomas mejoran con el tiempo.

Riesgos

La artritis idiopática juvenil es una enfermedad autoinmunitaria de las articulaciones, lo que significa que el sistema inmunitario ataca por error los tejidos sanos de las articulaciones. Las causas no se conocen, pero los genes pueden influenciar el desarrollo de esta condición. La artritis idiopática juvenil tiende a afectar a niños menores de 10 años y puede afectar hasta niños de 1 año de edad. No ocurre en adolescentes mayores de 16 años de edad. Los síntomas tienden a comenzar más tempranamente en niñas que en niños.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la artritis idiopática juvenil son articulaciones dolorosas, hinchadas y rígidas que pueden estar acompañadas por un sarpullido en el tronco, los brazos y las piernas. Las articulaciones más comúnmente afectadas son las muñecas, las rodillas y los tobillos, pero puede involucrar otras articulaciones. Muchos niños con este problema de salud también presentan episodios regulares de fiebre. Los síntomas deben estar presentes durante más de 6 semanas para poder realizar el diagnóstico.

Diagnóstico

El diagnóstico de la artritis idiopática juvenil se basa en los síntomas y en un examen físico. No hay un estudio específico para esta condición médica y antes de poder realizar el diagnóstico se deben descartar otras causas posibles de los síntomas. Esto puede involucrar una serie de análisis de sangre y radiografías. Llevar un diario de los síntomas puede ayudar a elaborar un diagnóstico.

Tratamiento

La artritis idiopática juvenil se trata con medicamentos que suprimen el sistema inmunitario hiperactivo, normalmente escogidos en una consulta médica de reumatología. La fisioterapia y los aportes de la terapia ocupacional pueden ayudar a mantener fuertes las articulaciones y la capacidad de realizar actividades normales.

Pronóstico

El pronóstico y resultado dependen de la gravedad de la condición médica y de la respuesta de los síntomas a los tratamientos. A la mayoría de los niños les va bien con el tratamiento y advierten que los síntomas mejoran con el tiempo. Los niños cuyos síntomas no responden bien a la terapia pueden tener un daño articular severo como resultado de la artritis idiopática juvenil.