1. Ada
  2. Condiciones
  3. Queratoconjuntivitis seca

Queratoconjuntivitis seca

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La queratoconjuntivitis seca es una condición médica común, también conocida como síndrome del ojo seco. El síndrome del ojo seco puede ocurrir cuando se producen menos lágrimas de lo normal, si las lágrimas no se extienden en forma efectiva por el ojo, o si se secan demasiado rápido. El síndrome del ojo seco puede ser causado por otro problema de salud o por el uso de algún medicamento, pero en algunas personas puede no haber una causa evidente. Asimismo, esta condición médica es más común en adultos mayores. Las personas que presentan este problema pueden tener ojos secos, sensación de arena en el ojo, enrojecimiento y visión borrosa. Muchas personas con ojos secos pueden tratar la causa de sus síntomas o, si la causa no puede corregirse, pueden aprender a manejar sus síntomas. Los ojos secos se tratan con gotas oftálmicas lubricantes. Además, evitar el aire seco y el viento, y usar anteojos o gafas protectoras puede ayudar a reducir los síntomas de esta condición.

Riesgos

El ojo está cubierto normalmente por una fina capa de lágrimas que lo protege de partículas presentes en el aire. El síndrome del ojo seco puede ocurrir cuando se producen menos lágrimas de lo normal, cuando las lágrimas no se extienden en forma efectiva por el ojo o cuando se secan demasiado rápido. Existen muchas causas para esta condición, por ejemplo enfermedades como diabetes, lupus eritematoso sistémico (LES), esclerodermia, artritis reumatoidea y amiloidosis. La exposición al aire seco o viento también puede favorecer esta condición. Muchas mujeres notan que los cambios en los niveles hormonales (cuando toman pastillas anticonceptivas o durante la menopausia) les produce sequedad en los ojos. Finalmente, algunos medicamentos comunes, como para la presión arterial, antihistamínicos y antidepresivos, pueden producir sequedad en los ojos. Además, los ojos secos tienden a hacerse más comunes con el paso de los años.

Síntomas

Los síntomas comunes del síndrome del ojo seco son una sensación arenosa y enrojecimiento en el ojo, picazón, visión borrosa y sensibilidad a la luz. Uno o ambos ojos pueden resultar afectados. Las personas con ojo seco pueden notar sus ojos muy cansados luego de largos períodos de escribir o trabajar frente a una computadora.

Diagnóstico

El diagnóstico de síndrome del ojo seco se realiza examinando la superficie del ojo y midiendo la cantidad de lágrimas producidas en un tiempo determinado. Pueden ser necesarias más pruebas para investigar las causas de fondo para el síndrome del ojo seco.

Tratamiento

El tratamiento del síndrome del ojo seco consiste en tratar los síntomas y cualquier problema de fondo que cause esta condición. Las gotas oftálmicas lubricantes pueden ayudar a reducir la sensación de arenilla y la irritación. Evitar el humo, polvo, aire seco y maquillaje en los ojos también puede ayudar. Por otro lado, las personas que usan lentes de contacto deben realizar una consulta médica o en la óptica para saber si es conveniente evitar su uso. Si una enfermedad de fondo es la responsable de los síntomas, controlarla puede mejorar los síntomas.

Prevención

Evitar el aire seco y el viento puede ayudar a prevenir los síntomas del ojo seco. Además, los anteojos de sol o gafas protectoras pueden ayudar a proteger los ojos del viento y evitar que las lágrimas se sequen demasiado rápido.

Pronóstico

El pronóstico es bastante bueno si se realiza un tratamiento temprano y si la causa de fondo puede corregirse fácilmente. Si los síntomas se deben a otro problema de salud persistente, puede ser más difícil controlarlos. En algunos casos, las personas que tienen ojos secos durante un largo período de tiempo pueden desarrollar rasguños en la córnea (parte externa del ojo) que podrían interferir con la visión.