1. Ada
  2. Condiciones
  3. Melanoma

Melanoma

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel. Se desarrolla a partir de células que contienen melanina, las cuales producen el pigmento que le da color a la piel y el pelo. Los signos tempranos de melanoma son muchas veces un nuevo lunar, pecas en la piel o cambios en las pecas o lunares existentes. Las personas de piel clara, de cabello pelirrojo o rubio y aquellos que pasan mucho tiempo expuestos a la luz solar fuerte tienen alto riesgo de desarrollar melanoma. Evitar la exposición prolongada al sol u otro tipo de rayos ultravioletas (UV) es importante para prevenir esta condición médica. El diagnóstico se confirma con un análisis de una muestra del lunar (biopsia). El tratamiento depende de cuán avanzado se encuentre el melanoma al momento del diagnóstico. Si se diagnostica en forma temprana, una cirugía puede curarlo. Si se diagnostica en una etapa más avanzada, a menudo se necesita quimioterapia.

Riesgos

El melanoma se produce cuando se presenta un crecimiento descontrolado de las células anormales que producen melanina. Estas células anormales destruyen las células normales que las rodean y se pueden propagar a otras zonas del cuerpo a través de la sangre o los canales linfáticos. La causa principal del melanoma es la exposición prolongada a los rayos ultravioletas (UV) del sol o las camas bronceadoras. Las personas de piel clara y cabello pelirrojo o rubio tienen un mayor riesgo de desarrollar melanoma. También existen algunos problemas de salud hereditarios infrecuentes que producen mayores probabilidades de que las personas desarrollen melanoma. Los índices más altos del mundo en cáncer de piel están en Australia y Nueva Zelanda, debido a los altos niveles de radiación UV en estos países. El melanoma es más común en personas de edad mediana y adultos, debido a la exposición acumulativa al sol con la edad. Los hombres son levemente más propensos que las mujeres a desarrollar esta condición médica.

Síntomas

Las señales tempranas de melanoma incluyen un cambio en un lunar existente o el desarrollo de una nueva mancha oscura, lunar o peca en la piel. Estos lunares suelen ser asimétricos, con borde irregular, y pueden cambiar de color, agrandarse o evolucionar en alguna otra manera. Los melanomas ocultos pueden presentarse en los pies, las palmas, los lechos de la uñas de las manos o en la boca, los ojos, el tracto digestivo o el tracto urinario.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en consulta médica evaluando los síntomas, examinando la piel y tomando una muestra del lunar (una biopsia) para investigar si se trata de un melanoma.

Tratamiento

El tratamiento depende del tamaño del melanoma y si se ha propagado al momento del diagnóstico, así como también del estado de salud de la persona afectada y su estilo de vida. En las etapas tempranas del melanoma, puede tratarse con cirugía para eliminar el lunar sospechoso. Si el melanoma se ha propagado más allá de la piel hay distintas opciones de tratamiento como cirugía, quimioterapia, radioterapia o terapia biológica. Una/un especialista de oncología que atienda el caso podrá brindar el mejor asesoramiento sobre el tratamiento en casos individuales.

Prevención

La prevención envuelve usar protector solar, evitar el sol durante el mediodía y usar ropa protectora. Evitar el uso de un camas bronceadoras también ayuda a prevenir el cáncer de piel. El diagnóstico temprano es muy importante ya que el melanoma se puede remover antes de que se propague. Las personas con riesgo de melanoma deben hacerse revisar la piel regularmente en una consulta médica especializada.

Pronóstico

El pronóstico depende de la etapa en la que el melanoma se diagnostica y se trata. Los melanomas que ya se han propagado históricamente han tenido un pronóstico desalentador, aunque se están desarrollando nuevas terapias que podrían mejorar los índices de recuperación.

Otras denominaciones

  • cáncer de piel