1. Ada
  2. Condiciones
  3. Aborto

Aborto

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

Un aborto espontáneo ocurre cuando se pierde un embarazo en forma repentina antes de la semana 20 de embarazo. Ocurre con mayor frecuencia dentro de las primeras siete semanas. Si bien existen muchas causas posibles, en muchos casos la causa exacta se desconoce. El síntoma más común es hemorragia de la vagina, que puede ir asociada a dolores de tipo cólico en la parte baja del abdomen. El diagnóstico suele realizarse con una serie de análisis de sangre y una ecografía. Algunas personas eligen controlarse y dejar que el aborto progrese naturalmente, mientras que otras prefieren un procedimiento médico luego de un aborto espontáneo. El apoyo emocional para la familia es importante y una orientación psicológica podría ayudar. En muchos casos un aborto espontáneo es un evento único y una mujer que ha pasado por esto puede volver a quedar embarazada sin dificultad.

Riesgos

Un aborto espontáneo es la pérdida repentina de un embarazo antes del final de la semana 20. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 7 semanas de embarazo. Existen muchas condiciones médicas que pueden provocar un aborto espontáneo, pero en muchos casos la causa exacta se desconoce. Las mujeres mayores de 30 años tienen mayor riesgo de un aborto espontáneo y este aumenta con la edad. Algunos problemas de salud pueden causar múltiples abortos espontáneos, en especial las condiciones que afectan al sistema inmune (en los que el sistema inmunitario ataca los tejidos del propio cuerpo) y hormonal. Además, algunas infecciones pueden producir un aborto espontáneo. Otros factores que aumentan el riesgo de un aborto espontáneo incluyen el uso de drogas y alcohol durante el embarazo, la obesidad y el tabaquismo.

Síntomas

El síntoma más común de un aborto espontáneo es una hemorragia vaginal. Puede haber calambres y dolor abdominal, y además pueden salir algunos coágulos o fluidos de la vagina.

Diagnóstico

El diagnóstico de un aborto espontáneo se realiza en base a los síntomas y un examen ginecológico, junto con análisis de sangre y una ecografía. Se pueden realizar análisis de sangre en busca de la hormona del embarazo llamada beta-hCG (subunidad beta de la gonadotropina coriónica humana) durante algunos días para ver si el embarazo continúa. Los niveles de esta hormona disminuyen si se ha producido un aborto espontáneo. Puede realizarse una ecografía del útero para ver si hay señales del embarazo. Esto puede ser poco confiable en las primeras semanas de embarazo, por eso los análisis de sangre tienden a brindar información más confiable. Si una mujer ha tenido múltiples abortos espontáneos, pueden realizarse más estudios para buscar la causa de fondo.

Tratamiento

Existen pocas alternativas después de un aborto espontáneo. Muchas personas pueden optar por esperar y dejar que el aborto progrese en forma natural. Se realiza una ecografía de rutina y un análisis de sangre para ver si se necesita algún otro tratamiento. Algunas personas pueden necesitar tomar medicamentos o realizar un procedimiento quirúrgico para retirar el tejido remanente. Un aborto espontáneo puede ser un evento difícil, por lo que el apoyo emocional y la orientación psicológica pueden ayudar a algunas familias.

Prevención

En muchos casos un aborto espontáneo no puede prevenirse. Puede ser útil para las mujeres que tienen otros problemas de salud beneficiarse de una consulta médica antes de quedar embarazadas, para ver si hace falta tomar algunas medidas para reducir el riesgo de un aborto espontáneo. Existen algunos problemas de salud que pueden causar que una mujer tenga múltiples abortos espontáneos, por lo tanto estos deben investigarse y tratarse. Algunos pasos generales que pueden reducir el riesgo de tener un aborto espontáneo incluyen dejar de consumir alcohol y cigarrillos antes de quedar embarazada, asegurarse de tener la vacunación al día, tratar cualquier infección y mantener un peso saludable.

Pronóstico

La mayoría de los abortos espontáneos son eventos aislados y la mayoría de las mujeres quedan embarazadas luego de tener un aborto espontáneo.