1. Ada
  2. Condiciones
  3. Miastenia gravis

Miastenia gravis

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico

Resumen

La miastenia gravis es una condición autoinmune que hace que los músculos se debiliten y se cansen rápidamente. En esta condición, el sistema inmunitario por error produce anticuerpos (proteínas que combaten las infecciones) que atacan la conexión entre nervios y músculos. A menudo se afectan primero los músculos de los ojos y los párpados, provocando la caída del párpado, y visión borrosa o doble. La debilidad muscular típicamente se vuelve más notoria con el transcurso del día o al realizar un esfuerzo, y mejora al descansar. Existen medicamentos disponibles que mejoran la comunicación entre los nervios y los músculos, aumentando la fuerza muscular. Con un diagnóstico temprano y tratamiento permanente, el pronóstico suele ser bueno. En algunos casos, remover quirúrgicamente la glándula timo ayuda a combatir esta condición.

Riesgos

La miastenia grave es una condición médica poco frecuente. Ocurre cuando el sistema inmunitario por error produce anticuerpos (proteínas que combaten infecciones) que atacan y debilitan la conexión entre nervios y músculos. La causa de base no se conoce, aunque se piensa que la glándula del timo hiperactiva podría ser parcialmente responsable. Las mujeres son levemente más propensas que los hombres a desarrollar esta condición, que tiende a ser más frecuente con la edad.

Síntomas

El síntoma principal de la miastenia gravis es una debilidad muscular que empeora con el transcurso del día. Los músculos más comúnmente afectados son el ojo, la cara y la garganta. Las personas con miastenia gravis pueden notar que se les caen los párpados, que desarrollan visión borrosa o doble, o dificultades para masticar, hablar o tragar. Cuando se afectan los músculos de las extremidades, pueden aparecer problemas para caminar, y para mantener la postura y el equilibrio. Las personas con miastenia gravis pueden experimentar un empeoramiento súbito de sus síntomas. En estos episodios de emergencia, puede producirse debilidad de los músculos respiratorios que provoca una dificultad severa para respirar, junto con incapacidad para toser.

Diagnóstico

La miastenia grave puede sospecharse en base a los síntomas y un examen neurológico, pero un análisis de sangre en busca de anticuerpos es la única forma de confirmar el diagnóstico. Otros estudios de la función de los nervios y los músculos podrían ayudar a confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

La debilidad muscular puede mejorarse con medicamentos que mejoren la comunicación entre los nervios y los músculos. Si es necesario, pueden administrarse medicamentos que deprimen el sistema inmunitario, como el cortisol. En caso de deterioro severo de la fuerza muscular, el tratamiento adicional se realiza en un hospital. Además, en algunos casos, extraer la glándula timo mediante una cirugía puede mejorar los síntomas.

Pronóstico

La miastenia gravis es una condición médica que dura toda la vida. El pronóstico depende de la severidad de los síntomas al momento que se realiza el diagnóstico. Con un buen manejo, es posible reducir los síntomas y muchas personas viven bien con miastenia gravis.