1. Ada
  2. Condiciones
  3. Glaucoma de ángulo abierto

Glaucoma de ángulo abierto

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El glaucoma de ángulo abierto se presenta cuando la presión en el interior del ojo causa daño a los nervios y tejidos delicados del interior del ojo. Con el paso del tiempo, esto afecta la visión, y puede causar ceguera. El glaucoma es frecuente, y es la segunda causa más común de ceguera a nivel mundial. Generalmente afecta a los adultos y se vuelve más común con la edad. No se comprende bien la causa exacta, pero es posible que se combinen varios factores para causar este tipo de glaucoma. La mayoría de las personas no presenta síntomas hasta que ocurre un daño significativo en el ojo. Entonces notan que su visión, especialmente la lateral, ya no es clara. El glaucoma de ángulo abierto se puede tratar con medicamentos, terapia con láser o cirugía. Si no se trata, con el tiempo deriva en ceguera.

Riesgos

El glaucoma de ángulo abierto se presenta cuando la presión en el interior del ojo causa daño a los nervios y tejidos delicados del interior del ojo. Con el paso del tiempo, esto afecta la visión, y puede causar ceguera. El glaucoma es frecuente, y es la segunda causa más común de ceguera a nivel mundial. Generalmente afecta a los adultos y se vuelve más común con la edad. No se comprende bien la causa exacta, pero es posible que se combinen varios factores para causar este tipo de glaucoma. La mayoría de las personas no presenta síntomas hasta que ocurre un daño significativo en el ojo. Entonces notan que su visión, especialmente la lateral, ya no es clara. El glaucoma de ángulo abierto se puede tratar con medicamentos, terapia con láser o cirugía. Si no se trata, con el tiempo deriva en ceguera.

Síntomas

El glaucoma de ángulo abierto no produce síntomas inicialmente. Por esto, muchas personas no saben que están afectadas. Cuando aparece la pérdida de la visión, afecta los lados (visión periférica) antes que la visión central.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace frecuentemente durante una consulta médica oftalmológica (especialista en el ojo) o por un optómetra durante un control de rutina para revisar la vista y la presión ocular. El diagnóstico puede hacerse cuando se detecta evidencia de daño a los nervios, ya sea al hacer estudios de la vista o al observar cambios dentro del ojo. Otros estudios pueden ser necesarios para cualquier otra causa de esta condición, incluyendo análisis de sangre y una tomografía computarizada (TAC) o una resonancia magnética (RM) de la cabeza.

Tratamiento

El tratamiento apunta a disminuir la presión ocular con medicamentos, terapia con láser o cirugía, con el fin de demorar o evitar el empeoramiento de la condición.

Prevención

Los estudios de control en personas que no presentan síntomas y que están en riesgo, pueden ayudar a identificar tempranamente el problema y prevenir las complicaciones del glaucoma de ángulo abierto.

Pronóstico

Sin tratamiento, la condición puede empeorar con el tiempo y causar ceguera total en un período de 25 a 70 años.