1. Ada
  2. Condiciones
  3. Síndrome del ovario poliquístico

Síndrome del ovario poliquístico

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una condición en que se forman múltiples quistes en los ovarios que afectan su capacidad de funcionar normalmente. Los ovarios suelen producir óvulos y las hormonas estrógeno y progesterona. Estas hormonas influyen en el ciclo menstrual y en la producción y liberación de óvulos de los ovarios. Aunque es una condición relativamente frecuente, se desconoce la causa exacta. Esta condición suele diagnosticarse durante la adolescencia o en los primeros años de la adultez. Los síntomas incluyen periodos irregulares o ausentes, crecimiento excesivo de vello y dificultad para quedar embarazada. No existe una cura específica para el síndrome del ovario poliquístico, pero sí es posible controlar los síntomas y manejar la dificultad de quedar embarazada. Con un buen manejo, muchas mujeres viven bien con esta condición.

Riesgos

Los ovarios son la parte del sistema reproductor femenino y son los responsables de producir los óvulos y las hormonas estrógeno y progesterona, importantes para tener un ciclo menstrual normal y poder quedar embarazada. El síndrome del ovario poliquístico provoca la formación de múltiples quistes en los ovarios, lo que afecta su capacidad de funcionar y causa los síntomas. Afecta a mujeres adolescentes y jóvenes y aunque es un problema relativamente común, se desconoce la causa exacta. El síndrome del ovario poliquístico tiende a ser hereditario, por lo que una persona que tiene un familiar con este problema puede ser más propensa a presentarlo también. Otros factores que aumentan el riesgo de presentar síndrome del ovario poliquístico es la obesidad, realizar poca actividad física y la resistencia a la insulina.

Síntomas

Los síntomas del síndrome del ovario poliquístico son causados principalmente por desequilibrios hormonales e incluyen falta de periodos o periodos irregulares, crecimiento excesivo del vello, acné y aumento de peso. Las personas que tienen síndrome del ovario poliquístico pueden tener dificultades para quedar embarazadas.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede hacer sobre la base de los síntomas, un examen físico y de una ecografía de los ovarios que muestre la presencia de quistes múltiples. También puede ser útil realizar análisis de sangre para verificar los niveles hormonales y de esta manera confirmar el diagnóstico y descartar otras causas de los síntomas.

Tratamiento

El tratamiento apunta a manejar los síntomas y las complicaciones. Los ciclos menstruales irregulares y el vello corporal excesivo se pueden tratar tomando la píldora anticonceptiva. A su vez, pueden utilizarse otros métodos para deshacerse del vello indeseado, como afeitarse, depilarse con cera, usar cremas depilatorias y depilación con láser. Los problemas de fertilidad se tratan con medicamentos que estimulan la liberación de óvulos de los ovarios, lo que suele tener éxito en las personas con síndrome del ovario poliquístico.

Prevención

Aunque el síndrome del ovario poliquístico no se puede prevenir, un diagnóstico temprano puede ayudar a prevenir complicaciones, como la infertilidad o la diabetes.

Pronóstico

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es crónico. Con tratamiento muchas mujeres pueden manejar sus síntomas y quedar embarazadas. Las personas que tienen síndrome del ovario poliquístico corren un riesgo mayor de presentar complicaciones en la vida adulta, como diabetes, niveles altos de colesterol y presión arterial alta.