1. Ada
  2. Condiciones
  3. Cáncer de próstata

Cáncer de próstata

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El cáncer de próstata afecta la glándula con forma de nuez que está ubicada justo debajo de la vejiga de los hombres llamada próstata. El cáncer de próstata es uno de los cánceres más comunes en los hombres y tiende a afectar a hombres mayores de 50 años, volviéndose más común con la edad. Muchas personas no presentan síntomas en las etapas tempranas, pero cuando ocurren incluyen dificultades para orinar, pérdida de peso y cansancio. Como el cáncer de próstata sólo causa síntomas a medida que avanza, los exámenes de control (en personas sin síntomas) pueden ayudar a identificar el cáncer en las etapas tempranas. El tratamiento depende del tamaño del cáncer y de si ya se propagó al momento del diagnóstico. Este cáncer suele avanzar lentamente y muchas personas se recuperan bien con tratamiento.

Riesgos

El cáncer se produce cuando se presenta un crecimiento descontrolado de células anormales. Estas células destruyen las células normales que las rodean y se pueden propagar a otras partes del cuerpo. La próstata es una glándula con forma de nuez que está localizada debajo de la vejiga, es atravesada por la primera parte de la uretra (el tubo por el que la orina sale de la vejiga) y produce secreciones que forman el semen. El cáncer de próstata es uno de los cánceres más comunes en los hombres y tiende a afectar a hombres mayores de 50 años, volviéndose más común con la edad. Los hombres que tienen un familiar que tuvo cáncer de próstata tienen un riesgo levemente mayor de tener este problema. Los hombres de ascendencia africana también tienen un riesgo levemente más alto que los hombres con otros antecedentes étnicos o raciales.

Síntomas

Es posible que no se manifiesten síntomas en las etapas tempranas del cáncer de próstata. Los síntomas urinarios son comunes a medida que avanza el cáncer e incluyen dificultad para comenzar a orinar, un flujo débil de orina y goteo al final de la micción. A medida que el cáncer progresa, algunas personas pueden experimentar una pérdida de peso sin explicación, cansancio y signos generales de tener un problema de salud.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede sospechar sobre la base de los síntomas y un examen físico en el que se palpa una próstata dura y nudosa. También se realizan análisis de sangre y exploraciones (ecografía o tomografía computarizada). El diagnóstico se confirma cuando se toma una muestra pequeña de la próstata (biopsia) y muestra signos de cáncer.

Tratamiento

Existen múltiples opciones para tratar el cáncer de próstata según el tamaño del cáncer y si se ha propagado. La salud general de la persona afectada también influye en la elección del tratamiento. Como el cáncer de próstata suele evolucionar muy lentamente, es posible que se recomienden exámenes regulares sin más tratamiento para personas que tienen un cáncer pequeño, especialmente para los hombres de edad más avanzada o con problemas de salud. El cáncer de próstata que requiere tratamiento suele implicar extirpar la próstata, acompañado con hormonoterapia, radioterapia, quimioterapia o una combinación de estas. Las consultas regulares de oncología son fundamentales para atender cada caso individual y brindar el mejor asesoramiento. Si el cáncer no es tratable, a las personas que tienen cáncer prostático se les ofrecen tratamientos que apuntan a aliviar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

Prevención

La detección temprana es importante. Los chequeos y exámenes de control regulares (analizar personas que no tienen síntomas) ayudan a prevenir los casos avanzados de cáncer de próstata.

Pronóstico

El pronóstico tras un diagnóstico de cáncer de próstata varía mucho según la etapa del cáncer al momento de su detección. Las personas que reciben un diagnóstico temprano tienden a recuperarse bien con el tratamiento.