1. Ada
  2. Condiciones
  3. Embolia pulmonar

Embolia pulmonar

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico
  8. Otras denominaciones

Resumen

La embolia pulmonar es un problema de salud por el cual las arterias de los pulmones (los vasos sanguíneos grandes) se bloquean con un coágulo de sangre, una burbuja de aire o de grasa. La causa más común es un coágulo de sangre formado en las piernas que viaja hasta los pulmones, pero hay múltiples causas posibles. Los síntomas más comunes son dificultad para respirar y dolor de pecho que empeora cuando se inspira profundamente. El tratamiento consiste en eliminar el bloqueo, lo que suele hacerse con medicamentos anticoagulantes que disuelven el coágulo de sangre. Si la persona recibe un diagnóstico y tratamiento rápido, el resultado después de la embolia pulmonar es bueno.

Riesgos

Un émbolo es cualquier tipo de sustancia (en general un coágulo o trombo) que no se disuelve en la sangre y viaja por los vasos sanguíneos hasta que se vuelven demasiado pequeños para que el émbolo continúe avanzando. Esto produce un bloqueo y provoca que los tejidos al final de los vasos sanguíneos queden privados de oxígeno y nutrientes. Un émbolo pulmonar es el término que se usa cuando esto sucede en los pulmones y si bien lo más común es que se presente como consecuencia de un coágulo de sangre que se origina en las piernas y viaja hasta los pulmones, también existen varias causas menos comunes, como una burbuja de aire grande en la sangre o la grasa que entra en el torrente sanguíneo. Este problema es común y tiende a afectar a adultos mayores con más frecuencia que a los jóvenes. Los factores que facilitan la formación de coágulos en las piernas aumentan el riesgo de embolia pulmonar, por ejemplo fumar, pasar períodos largos sentado o acostados y ciertos problemas de salud, especialmente cáncer, vasculitis y otros que facilitan la coagulación de la sangre (síndrome antifosfolipídico). Las personas que se hicieron recientemente una cirugía mayor también tienen un riesgo mayor de presentar embolia pulmonar. Las mujeres embarazadas y las que toman la píldora anticonceptiva tienen un riesgo más alto de presentar este problema.

Síntomas

Los síntomas típicos de un émbolo pulmonar son dificultad para respirar y dolor en el pecho que empeora cuando se inspira profundamente. Otros síntomas pueden ser tos, mareos, tinte azul de la piel y pérdida del conocimiento. Las personas que tienen un coágulo de sangre en la pierna probablemente también tengan enrojecimiento e hinchazón de la pierna afectada.

Diagnóstico

Se puede sospechar la presencia de una embolia pulmonar sobre la base de los síntomas y un examen físico, aunque también se suelen necesitar otros análisis para confirmar el diagnóstico. Esto puede incluir análisis de sangre y gammagrafías o exploraciones del pecho y los pulmones.

Tratamiento

Una embolia pulmonar suele ser una emergencia médica. El tratamiento implica asegurarse de que la persona afectada permanezca estable, eliminar la causa y tomar medidas para prevenir la formación futura de coágulos. Si la causa es un coágulo de sangre, se requieren medicamentos para anti coagular la sangre y diluir el coágulo. Otras causas pueden requerir una cirugía de emergencia, aunque esto es infrecuente. Las personas que tienen riesgo de formar coágulos de sangre y émbolos pulmonares pueden necesitar tomar medicamentos anticoagulantes a largo plazo. Si esto no es posible, colocar un filtro en el vaso sanguíneo grande que va de las piernas al corazón y los pulmones ayuda a prevenir coágulos futuros. Se llama filtro de la vena cava inferior (el vaso sanguíneo grande).

Prevención

Tomar medidas para prevenir la formación de coágulos de sangre en las piernas, especialmente en personas que están en riesgo, puede ayudar a evitar la embolia pulmonar. Estas medidas incluyen usar medias que ayudan con la circulación de la sangre, y evitar permanecer en posición acostada o sentada por períodos largos de tiempo.

Pronóstico

El resultado de tratamiento depende de la causa de la embolia pulmonar, el tamaño del coágulo de sangre y el estado general de salud de la persona afectada. Si se reconoce y trata rápidamente, el resultado suele ser bueno. Las personas que están en riesgo de formación de futuros coágulos de sangre y émbolos pulmonares pueden necesitar tomar medicamentos anticoagulantes a largo plazo. Si el bloqueo es importante, la embolia pulmonar puede poner en riesgo la vida.

Otras denominaciones

  • un coágulo de sangre en los pulmones