1. Ada
  2. Condiciones
  3. Colelitiasis sintomática

Colelitiasis sintomática

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La colelitiasis es una condición en la cual se forman cálculos o piedras en la vesícula, el hígado o el conducto biliar. La vesícula almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir alimentos grasos. Después de comer, la vesícula segrega bilis que baja por el tracto biliar hasta el intestino. El cálculo o los cálculos biliares suelen ir formándose con el tiempo y existen antes de que se presenten síntomas. Esto es un problema común que puede afectar a cualquiera, pero que se presenta con más frecuencia en mujeres que en hombres y que se vuelve más frecuente con la edad. Los síntomas más típicos incluyen dolor repetitivo de corta duración en la región superior y superior derecha del vientre (estómago/barriga).

Riesgos

Los cálculos biliares son más comunes en mujeres y en personas que tienen sobrepeso. También se vuelven más comunes a medida que las personas envejecen, y son raros en niños y adolescentes. Los cálculos biliares se van formando con el tiempo y, a veces, nunca llegan a provocar síntomas. Estos solo causan síntomas cuando un cálculo biliar se traba a la salida de la vesícula o en el conducto biliar cuando la vesícula se contrae para inyectar bilis en el intestino.

Síntomas

Los síntomas típicos de la colelitiasis incluyen dolor en el vientre (estómago/barriga) en la esquina superior derecha y náuseas. Otros síntomas pueden incluir vómitos e hinchazón. Además, el dolor puede empeorar después de comer, especialmente alimentos grasos.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas y en un examen físico. Una ecografía puede mostrar la presencia de cálculos biliares en la vesícula o en el conducto biliar. Además, podrían ser necesarios realizar exámenes de sangre para detectar infecciones y para evaluar la función hepática.

Tratamiento

El tratamiento de la colelitiasis incluye manejo del dolor y, finalmente, extracción de los cálculos. Los calmantes del dolor o analgésicos (ibuprofeno, paracetamol/acetaminofén) pueden ayudar a aliviar el dolor. Además, algunas personas pueden necesitar antibióticos si existen signos de infección de la vesícula o del conducto biliar. La extracción quirúrgica de la vesícula (una colecistectomía) es una intervención común que ayuda a curar la colelitiasis sintomática.

Prevención

Evitar alimentos grasos y bajar de peso gradualmente puede ayudar a evitar episodios de síntomas.

Pronóstico

Las personas que tienen cálculos biliares pueden tener síntomas ocasionales, o puede tener síntomas que se solo necesitan manejarse con medicamentos antiinflamatorios. Asimismo, la extracción quirúrgica del cálculo biliar ayuda a curar estos síntomas y la mayoría de las personas se recuperan sin experimentar complicaciones, si la persona afectada está sana y en forma.