1. Ada
  2. Condiciones
  3. Lupus eritematoso sistémico

Lupus eritematoso sistémico

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El lupus eritematoso sistémico (LES) es un trastorno autoinmunitario que se presenta cuando el sistema inmunitario ataca por error a células normales. La causa no se comprende bien, pero ciertos medicamentos, fumar y tener un familiar con lupus eritematoso sistémico son factores que aumentan el riesgo de una persona de presentar este transtorno. El LES es más común en las mujeres que en los hombres y tiende a afectar a adultos entre los 18 y los 50 años de edad. Puede causar síntomas diferentes a distintas personas, pero algunos síntomas comunes son cansancio, fiebre, dolor articular, dolores musculares, cambios de peso y un sarpullido en la nariz y las mejillas. El tratamiento de este síndrome apunta a controlar los síntomas y a prevenir complicaciones.

Riesgos

Los trastornos autoinmunes se presentan cuando el sistema inmunitario produce por error anticuerpos (proteínas que combaten las infecciones) que atacan las células sanas del propio cuerpo. Las razones por las que esto ocurre en las personas que tienen lupus eritematoso sistémico no están claras, pero es probable que se combinen varios factores para causar este trastorno. Ya que el lupus eritematoso sistémico tiende a ser hereditario, es probable que la genética sea una de las causas, además el tabaquismo (fumar) y ciertos medicamentos también pueden desencadenar este trastorno. El LES tiende a afectar con más frecuencia a mujeres que a hombres y se diagnostica más comúnmente entre los 18 y los 50 años de edad.

Síntomas

El lupus eritematoso sistémico afecta varias partes del cuerpo y puede causar síntomas que varían de una persona a otra. Los síntomas comunes son hinchazón y dolor articular, cansancio, fiebre y un sarpullido que aparece en las mejillas y el puente de la nariz (eritema en vespertilio) que empeora cuando la personas se expone al sol. Algunas personas experimentan síntomas más fuertes que otras y otros síntomas incluyen caída del cabello, llagas en la boca e hinchazón de los ganglios linfáticos. Dependiendo de los órganos afectados, pueden aparecer otros síntomas.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en síntomas clínicos y en un análisis de sangre que detecta los anticuerpos contra lupus eritematoso sistémico (anticuerpos antinucleares). Además se realizan análisis de sangre y orina para comprobar si existen signos de daño renal.

Tratamiento

El tratamiento del lupus eritematoso sistémico depende de la gravedad de los síntomas y de los órganos afectados. Las personas que tienen LES deben recibir consejo sobre los factores del estilo de vida que pueden aliviar sus síntomas, como protegerse de la exposición al sol, hacer una dieta sana y seguir una rutina de ejercicios adecuada. El dolor articular se puede aliviar a corto plazo con analgésicos comunes, como el ibuprofeno. La reacción inmunitaria de las personas que tienen lupus eritematoso sistémico se trata con medicamentos esteroides junto con otros fármacos que deprimen el sistema inmunitario. Pueden ser necesarios otros medicamentos para tratar problemas relacionados, como prevenir el daño renal.

Prevención

Las personas que tienen el síndrome eritematoso sistémico deben hacerse chequeos médicos regulares para prevenir la aparición de complicaciones. Protegerse de la exposición a la luz solar puede ser útil para muchas personas.

Pronóstico

No existe una cura para el lupus eritematoso sistémico, pero los síntomas y las complicaciones se pueden minimizar si se lo maneja con cuidado. Las complicaciones incluyen daño a órganos, especialmente riñones, vasos sanguíneos y problemas cardíacos. Las mujeres que tienen lupus eritematoso sistémico están en riesgo de experimentar un aborto espontáneo al tratar de quedar embarazadas, así como también otras complicaciones del embarazo.