1. Ada
  2. Condiciones
  3. Colitis ulcerativa

Colitis ulcerativa

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico
  7. Otras denominaciones

Resumen

La colitis ulcerativa pertenece a un grupo de condiciones médicas conocidas como enfermedades inflamatorias del intestino (EII). La colitis ulcerativa es una inflamación crónica (recurrente o prolongada) del sistema digestivo. La colitis ulcerativa afecta habitualmente al colon (intestino grueso) y el recto (la última parte del intestino, que termina en el ano). Los síntomas principales son diarrea recurrente, a menudo con sangre o pus, y calambres en el vientre (barriga) que ocasionan dolor. El tratamiento involucra medicamentos antiinflamatorios para tratar los episodios severos y reducir su frecuencia. La colitis ulcerativa es una condición médica que dura toda la vida. Puede tratarse, pero no tiene cura.

Riesgos

La colitis ulcerativa es una enfermedad autoinmune. Esto significa que el sistema inmunitario del cuerpo hace daño por error a los tejidos sanos del cuerpo. Este proceso inflamatorio causa que el intestino se hinche y sangre, y afecta la capacidad del intestino de absorber nutrientes. Si bien esta condición médica puede afectar a personas de todas las edades, la mayoría desarrolla colitis ulcerativa entre los 15 y 30 años de edad, o entre los 50 y 70 años de edad. La dieta o el estrés no producen esta condición, pero pueden agravar los síntomas. Tener un familiar de sangre con colitis ulcerativa aumenta la probabilidad de que una persona la desarrolle.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen diarrea prolongada y dolor de barriga. Puede encontrarse sangre y pus en los movimientos intestinales. Las personas con colitis ulcerativa a menudo también sienten una necesidad urgente de evacuar sus intestinos, a veces sin hacer una deposición. Esta condición médica también puede producir cansancio, fiebre y pérdida de peso.

Diagnóstico

El estudio más común para diagnosticar la colitis ulcerativa es una colonoscopia (una cámara introducida por el ano para examinar el intestino). Se tomará una muestra del intestino y se realizará una biopsia para confirmar el diagnóstico. Podrían ser necesarios análisis de sangre para vigilar la inflamación y detectar complicaciones, tales como anemia, además del análisis de una muestra de heces (materia fecal) para descartar otras causas de la diarrea persistente y el dolor de vientre.

Tratamiento

El tratamiento habitual implica tomar medicamentos antiinflamatorios para suprimir la reacción inflamatoria en el colon. Este tratamiento puede ayudar a suprimir los episodios severos o prolongar los intervalos libres de síntomas, pero no cura la condición. Reducir el consumo de productos lácteos y alimentos ricos en grasas y fibras puede ayudar a reducir los síntomas. Puede ser de ayuda consultar a un nutricionista.

Pronóstico

Las personas afectadas con colitis ulcerativa tienen episodios o fases cuando los síntomas mejoran o empeoran. Si bien el tratamiento puede ayudar a suprimir los episodios severos o prolongar los períodos libres de síntomas, no cura la condición. Podría necesario realizar una cirugía para extraer el colon y el recto en las personas que no consiguen alivio con los otros tratamientos, o en aquellas que desarrollen una complicación severa de la colitis ulcerativa. Las personas con colitis ulcerativa pueden tener mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon, y realizarse estudios de control (estudios de cáncer sin tener síntomas) es parte del manejo a largo plazo de la colitis ulcerativa.

Otras denominaciones

  • enfermedad inflamatoria intestinal