1. Ada
  2. Condiciones
  3. Otitis media aguda

Otitis media aguda

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La otitis media aguda es una infección del oído medio. El oído medio es la parte del interior del oído que se encuentra dentro de la membrana del tímpano y colabora con la conducción del sonido a través del oído. Las infecciones del oído medio no son tan comunes en los adultos como en los niños. Pueden provocarlas virus (resfriados, gripe, etc.) o bacterias. Los signos típicos de la otitis media son un dolor fuerte de oído y dificultad para oír. Estas infecciones se tratan con alivio del dolor y, a veces, es necesario tomar antibióticos. La mayoría de las personas no presentan ninguna complicación y se recuperan bien de las infecciones del oído medio.

Riesgos

Pueden provocarla virus (resfriados, gripe, etc.) o bacterias. Por esta razón, una infección del oído medio podría comenzar luego de un episodio de resfriado o gripe. Las personas que fuman pueden ser más propensos a experimentar infecciones del oído medio. Otros problemas que provocan inflamación de la nariz (como alergias o inflamación de las amígdalas) también pueden aumentar las probabilidades de tener infecciones del oído medio. Esto se debe a que esta inflamación bloquea un conducto que comunica la nariz con el oído medio. El bloqueo de este tubo puede facilitar que virus o bacterias infecten el oído medio.

Síntomas

Los síntomas típicos de una infección del oído medio son dolor de oído y dificultad para oír con el oído afectado. También pueden manifestarse dolores de cabeza y fiebre. Los casos graves pueden causar la ruptura de la membrana del tímpano y puede salir pus del oído, aunque esto no es común en los adultos.

Diagnóstico

El diagnóstico suele hacerse en una consulta médica basándose en los síntomas y un examen físico. Se puede usar un otoscopio (herramienta pequeña empleada para observar el tímpano).

Tratamiento

El principal tratamiento de las infecciones del oído medio es el alivio del dolor. Tanto las compresas tibias como los calmantes o analgésicos (como el ibuprofeno y el paracetamol) son útiles para el alivio del dolor de oído. En general no se necesitan antibióticos para tratar las infecciones del oído medio, pero es posible que se receten a las personas que tienen infecciones de oído complicadas u otros problemas de salud.

Prevención

Tomar medidas para prevenir el contagio de resfriados o gripe en el hogar y en la comunidad puede ayudar a prevenir esta condición. Dejar de fumar y evitar los factores que desencadenan alergias también pueden ayudar a evitar las infecciones del oído medio.

Pronóstico

Las infecciones del oído medio suelen mejorar en 1 o 2 semanas sin presentar complicaciones.