1. Ada
  2. Condiciones
  3. Abstinencia de alcohol

Abstinencia de alcohol

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El síndrome de abstinencia del alcohol ocurre en personas que beben alcohol con regularidad durante mucho tiempo y dejan de consumirlo repentinamente. Los hombres adultos son afectados con más frecuencia y los principales síntomas son nerviosismo, ansiedad, agitación, ánimo deprimido, debilidad, pesadillas y cambios en el estado de ánimo. La abstinencia del alcohol puede causar complicaciones serias que pueden potencialmente poner en riesgo la vida.

Riesgos

La causa principal del síndrome de abstinencia del alcohol es la interrupción repentina del consumo de alcohol. El alcohol afecta al sistema nervioso alterando ciertas sustancias químicas, llamadas neurotransmisores, que intervienen en la comunicación cerebral. Después de cierto tiempo de beber diariamente, el cuerpo se vuelve dependiente del alcohol y sus efectos. Si el consumo de alcohol se reduce significativamente, esos neurotransmisores dejan de alterarse, lo que puede causar una serie de síntomas. Este síndrome puede afectar a cualquier persona que consume sistemáticamente grandes cantidades de alcohol. Las personas menores de 18 años de edad, quienes tienen otros problemas de salud, quienes estuvieron bebiendo recientemente mucho más de lo normal o quienes ya experimentaron convulsiones relacionadas con la abstinencia corren un riesgo más alto de presentar delirium tremens, una forma grave de abstinencia.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen sensación de nerviosismo, irritabilidad, latidos acelerados, sudor excesivo, náuseas y vómitos. Las personas afectadas también pueden experimentar temblores, confusión o cambios del estado de ánimo. Estos síntomas suelen empeorar al segundo día de dejar el alcohol y desaparecen en o antes del quinto día. Delirium tremens es un término que describe los síntomas graves de la abstinencia del alcohol, los cuales incluyen fiebre, disminución del ritmo respiratorio, alteraciones del ritmo cardíaco, alucinaciones y convulsiones. Estos síntomas aparecen entre 48 y 72 horas luego de dejar de beber alcohol y pueden poner en riesgo la vida.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace evaluando los síntomas y haciendo un examen físico en una consulta médica.

Tratamiento

Los síntomas leves del síndrome de abstinencia alcohólica se pueden controlar en casa, aunque se recomienda una consulta médica antes de dejar de consumir alcohol repentinamente. Si alguno de los síntomas causa problemas, se debe realizar una consulta médica con urgencia. Si la persona que se está absteniendo del alcohol presenta algún estado de confusión o agitación, esto podría indicar que necesita una consulta médica urgente y tratamiento en un hospital mientras se abstiene del alcohol. Los síntomas del delirium tremens se tratan con medicamentos que previenen las convulsiones y con un suplemento nutricional de tiamina.

Prevención

El síndrome de abstinencia del alcohol se puede prevenir evitando el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Si una persona que consume alcohol regularmente desea o tiene que dejar de beber repentinamente (por ejemplo, por una hospitalización) es importante pedir consejo y ayuda en una consulta médica para controlar el período de abstinencia de manera segura.

Pronóstico

La mayoría de las personas pueden abstenerse de tomar bebidas alcohólicas de manera segura recibiendo tratamiento y apoyo. Si los síntomas de abstinencia no se reconocen y tratan, pueden poner en riesgo la vida. Los síntomas de abstinencia alcohólica pueden presentarse todas las veces que una persona que bebe habitualmente deja de hacerlo repentinamente.