1. Ada
  2. Condiciones
  3. Cáncer de mama

Cáncer de mama

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El cáncer de mama es un cáncer que surge del tejido mamario. Es uno de los cánceres más comunes en las mujeres, especialmente en las mayores de 50 años, aunque se puede presentar en hombres y en mujeres más jóvenes. Durante sus primeras etapas (estadios) el cáncer de mama no suele provocar síntomas, aunque algunas personas pueden tener un bulto indoloro en una mama, cambios de la apariencia de la piel de la mama, o secreción del pezón. Los estudios de control (a personas que no presentan síntomas) son importantes para diagnosticar el cáncer de mama en sus primeras etapas. El cáncer de mama que se descubre tempranamente tiene buena probabilidad de recuperación y cura.

Riesgos

El cáncer de mama ocurre cuando las células del tejido mamario crecen de manera rápida y descontrolada. Estas células destruyen y reemplazan el tejido normal de la mama, y pueden propagarse por todo el cuerpo. Aunque los hombres y las mujeres jóvenes pueden desarrollar esta condición, el cáncer de mama es más común en mujeres mayores de 50 años. Además, personas que tienen un pariente cercano que tiene cáncer de mama, útero u ovario pueden desarrollar está condición porque se ha descubierto la existencia de genes (BRCA-1 y BRCA-2) que pueden heredarse en familias.

Síntomas

El síntoma más común es un bulto o masa indoloro en la mama. Es posible que algunas personas noten también bultos o hinchazón en la axila del mismo lado del bulto en la mama. Otros síntomas incluyen piel engrosada o arrugada en la mama, un cambio de la forma del pezón, o un sarpullido en el pezón. Muchas de las personas que tienen un cáncer de mama recién formado no manifiestan síntomas en lo absoluto, por lo que los estudios de control (realizados en personas que no tienen síntomas) son importantes.

Diagnóstico

El diagnóstico suele hacerse durante una mamografía de control. La mamografía es una radiografía de la mama. Si se palpa o se observa un bulto en una mamografía, se extrae una muestra pequeña de este y se analiza para ver si se trata de un cáncer. También podría ser necesario analizar los ganglios linfáticos de la axila para saber si el cáncer se ha propagado.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de mama depende de su tamaño, del tipo exacto de cáncer y de si el cáncer se ha propagado. La combinación de estos factores determina la etapa (estadio) del cáncer. Dependiendo del estadio, el cáncer de mama puede tratarse con cirugía, terapia hormonal, radioterapia y quimioterapia, o una combinación de estas. El especialista en oncología será quien aconseje el mejor tratamiento.

Prevención

Hacer estudios de control para detección del cáncer de mama (screening) es la mejor forma de prevenirlo. Estos estudios de control son importantes porque permiten que el cáncer de mama sea descubierto y tratado en una etapa (estadio) temprana, lo que mejora el pronóstico de recuperación de la persona afectada. Si varias personas de una familia tuvieron cáncer de mama, ovario o útero, otras mujeres de la familia pueden considerar realizar una consulta médica para hablar sobre hacerse estudios genéticos para detectar estos genes y tomar medidas para prevenir estos tipos de cáncer.

Pronóstico

El pronóstico depende de la etapa (estadio) del cáncer al momento del diagnóstico. Las personas que reciben un diagnóstico temprano tienen menos probabilidades de que aparezca cáncer en otras zonas del cuerpo, y tienden a responder mejor al tratamiento. Por el contrario, si una persona recibe el diagnóstico más tarde, probablemente descubra que este se ha propagado, y esto es más difícil de tratar. Los especialistas en oncología que atienden los casos de cáncer pueden brindar la mejor información sobre el pronóstico en casos individuales.