1. Ada
  2. Condiciones
  3. COVID-19

COVID-19 (enfermedad del coronavirus 2019), anteriormente conocida como 2019-nCoV

Escrito por nuestro Equipo de Profesionales Médicos

Actualizado el

El texto que se presenta a continuación está basado en el conocimiento limitado pero en constante evolución del nuevo coronavirus. El texto será actualizado una vez que se tenga disponible nueva información.

COVID-19 (enfermedad del coronavirus 2019)

COVID-19 es la enfermedad que resulta de la infección por un nuevo virus respiratorio (SARS-CoV-2) identificado por primera vez el 8 de diciembre del 2019 en Wuhan, provincia de Hubei, China, como la causa del brote de una enfermedad respiratoria. El nombre fue sugerido por la OMS, utilizando pautas establecidas.[1]

Áreas afectadas reportadas

Al inicio la mayoría de los casos fueron detectados en China. Europa y Norteamérica son ahora epicentros del brote. Sin embargo, todos los continentes están reportando un creciente número de casos. El brote de COVID-19 fue declarado pandemia por la OMS el 11 de marzo del 2020.[2]

Causas y riesgos

Los coronavirus son una gran familia de virus que causan infección en una variedad de especies animales. Los murciélagos parecen ser el reservorio del virus COVID-19, pero aún no se han identificado los huéspedes intermedios.[3] Los coronavirus también pueden propagarse entre animales y humanos, y en algunos casos, también entre humanos. Esto es raro, pero en el pasado ha provocado brotes (MERS-CoV y SARS).

Inicialmente, muchos de los pacientes en el brote de COVID-19 estaban vinculados a un gran mercado que vendía mariscos y animales vivos, lo que sugiere que se propagó por contacto entre animales. Sin embargo, los casos posteriores no tuvieron exposición directa a los mercados de animales, lo que indica la transmisión de persona a persona.[4] Esto se ha observado tanto dentro como fuera de China.

La enfermedad se propaga de persona a persona a través de pequeñas gotas de la nariz o la boca que se transmiten cuando una persona con COVID-19 tose o exhala. Estas gotas aterrizan en objetos y superficies circundantes. Después, otras personas atrapan COVID-19 al tocar estos objetos o superficies, para luego tocarse los ojos, la nariz o la boca. Las personas también pueden contagiarse de COVID-19 si inhalan gotas de una persona con COVID-19 que tose o exhala gotas. Los estudios sugieren que el virus se transmite principalmente a través del contacto con gotitas respiratorias en lugar de a través del aire. Si bien las investigaciones sugieren que el virus se puede encontrar en las heces en algunos casos, el riesgo de transmisión fecal-oral parece ser bajo.[5]

Tu nivel de riesgo depende de dónde vivas, tu edad y tu estado general de salud. La mayoría de los casos son adultos, con un 2 por ciento menor de 20 años. La mayoría de los pacientes (80 por ciento) experimentaron una enfermedad leve y se recuperaron sin necesidad de un tratamiento especial. Alrededor del 14 por ciento experimentó enfermedad grave, y el 5 por ciento enfermó gravemente.[6] Aproximadamente el 2–3 por ciento de las personas con la enfermedad han muerto.[5]

Signos y síntomas

Los signos y síntomas típicos incluyen fiebre, tos seca, fatiga, tos con flema y falta de aliento. Algunos casos también informan dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor muscular y escalofríos.

Los casos más graves desarrollan neumonía grave, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis y shock séptico que pueden conducir a la muerte. Las personas mayores de 60 años y aquellas con afecciones crónicas existentes (es decir, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer) parecen ser más vulnerables a enfermedades graves y la muerte.[3][5]

Las estimaciones actuales del tiempo transcurrido entre la infección y el inicio de los síntomas varían de uno a 14 días con estimaciones promedio de cinco a seis días. Si bien las personas son principalmente infecciosas cuando muestran síntomas, hay indicios de que, en raras ocasiones, algunas personas pueden transmitir el virus sin mostrar ningún síntoma o antes de que aparezcan. Si esto se confirma, dificultaría la detección temprana de las infecciones por COVID-19. Sin embargo, no es algo inusual para las infecciones virales de este tipo. Por ejemplo, esto también se ve con el sarampión.[7]

Si te preocupa haber contraído la infección, puedes usar la evaluación de síntomas de COVID-19 de Ada. Ten en cuenta que serán necesarias más pruebas para diagnosticar COVID-19.

Diagnosis

Fuera de China, exámenes de laboratorio de muestras respiratorias y de sangre confirman la infección con SARS-COV-2.[8]

¿Quién debe hacerse la prueba del COVID-19?[7]

Los pacientes que presenten de manera repentina al menos uno de los siguientes síntomas:

  • fiebre
  • tos
  • dificultad para respirar.

El consejo actual para las pruebas depende de la etapa del brote en el país o área donde vivas. Las áreas tienen brotes diferentes, incluso dentro del mismo país, y los enfoques de prueba se adaptarán a la situación a nivel nacional y local.[7]

Las personas que 14 días antes de que se presentara alguno de los síntomas, cumplen con al menos uno de los siguientes criterios también deben de examinarse:

  • tuvo contacto cercano con un paciente que presentó COVID-19 (viviendo en la misma casa, exposición asociada con el cuidado de la salud, trabajando juntos en cercanía o compartiendo el mismo ambiente de aula, viajando juntos en cualquier tipo de transporte),
  • tiene antecedentes de haber viajado a las áreas con transmisión comunitaria continua del COVID-19,
  • trabajó o atendió en un centro de salud donde pacientes con la infección COVID-19 estaban siendo tratados.

¿Qué hacer si cumples con estos criterios?

  • Debido a que las medidas difieren entre países, debes de comunicarte con tu autoridad de salud pública respectiva para obtener asesoramiento sobre qué hacer.
  • Antes de ir al consultorio de un médico o a la sala de emergencias, llama con anticipación y cuéntales sobre tus viajes recientes y tus síntomas, y luego sigue sus consejos.
  • Evita el contacto con otros.
  • No viajes mientras tienes alguna enfermedad.
  • Cubre tu boca y nariz con un pañuelo desechable o tu manga (no con tus manos) cuando tosas o estornudes.
  • Lava tus manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Usa un desinfectante para manos a base de alcohol (que contenga al menos 60% de alcohol) si no hay agua y jabón disponibles.[9]

Tratamiento

Hasta la fecha, no existe un medicamento específico recomendado para prevenir o tratar el nuevo coronavirus. Sin embargo, las personas infectadas con COVID-19 deben recibir la atención adecuada para aliviar y tratar los síntomas, y las personas con enfermedades graves deben recibir una atención de apoyo óptima. Algunos tratamientos específicos están bajo investigación y serán probados a través de ensayos clínicos.[5]

Prevención

En la actualidad no existe vacuna para prevenir el COVID-19. Evitar la exposición al virus es la mejor manera de prevenir la infección. Aplicar medidas estándar para prevenir la propagación de virus de enfermedades respiratorias, las cuales incluyen:

  • Lavar las manos frecuentemente con jabón y agua durante al menos 20 segundos. Si no hay disponibles jabón ni agua, usar un desinfectante para manos a base de alcohol (que contenga al menos 60% de alcohol)
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias
  • Evitar el contacto cercano con cualquiera que presente fiebre y tos, manteniendo por lo menos 1 metro de distancia (distanciamiento social)
  • Permanecer en casa si se tiene alguna enfermedad
  • Cubrir su cara cuando tosa o estornude con un pañuelo, y después tirarlo a la basura
  • Limpiar y desinfectar frecuentemente objetos y superficies con las cuales se tenga contacto.[10]

Para las personas que viajen a áreas afectadas:

Varios países[9][11][12] han restringido viajes a las áreas afectadas (aquellas que están experimentando transmisión contínua de COVID-19). En general, evita viajes que no sean esenciales, para reducir el riesgo personal, así como para prevenir medidas de cuarentena a tu regreso.

Si no se puede evitar el viaje, o si actualmente te encuentras en una área afectada, favor de poner atención a lo siguiente:

  • Evitar contacto con gente enferma
  • Discutir tu viaje con personal del cuidado de la salud – adultos mayores y gente que viaje con signos de problemas de salud pueden estar en riesgo de obtener una enfermedad más grave
  • Evitar el contacto con animales (vivos o muertos), mercados de animales y productos que vengan de animales, como carne cruda
  • Lava tus manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Usa un desinfectante para manos a base de alcohol (que contenga al menos 60% de alcohol) si no hay agua y jabón disponibles.[9]

  1. World Health Organization. “WHO best practices for naming of new human infectious diseases”

  2. World Health Orginization. “WHO Director-General's opening remarks at the media briefing on COVID-19 - 11 March 2020”. 11 de marzo de 2020.

  3. World Health Orginization. “Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)”. 24 de febrero de 2020.

  4. Centers for Disease Control and Prevention. “About Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)”. 24 de febrero de 2020.

  5. World Health Orginization. “Q&A on coronaviruses (COVID-19)”. 9 de marzo de 2020.

  6. World Health Orginization. “Coronavirus disease 2019 (COVID-19). Situation Report – 41”. 1 de marzo de 2020.

  7. European Centre for Disease Prevention and Control. “Q & A on COVID-19”. 6 de marzo de 2020.

  8. Centers for Disease Control and Prevention. “Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Situation Summary”. 21 de marzo de 2020.

  9. Center for Disease Control. “Travel Notices: COVID-19 in China”. 17 de marzo de 2020.

  10. World Health Orginization. “Coronavirus disease (COVID-19) advice for the public”. 18 de marzo de 2020.

  11. Auswärtiges Amt. “China: Reise- und Sicherheitshinweise (Teilreisewarnung)”. 24 de marzo de 2020.

  12. GOV.UK. “Foreign travel advice: China”. 22 de marzo de 2020.

Este sitio web está certificado por Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red

Este sitio web se adhiere a los Principios del código HONcode: Compruébelo aquí.