1. Ada
  2. Condiciones
  3. Ingestión de un cuerpo extraño, cuerpo extraño en el tracto digestivo

Ingestión de un cuerpo extraño, cuerpo extraño en el tracto digestivo

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La ingestión de un cuerpo extraño se produce cuando se traga un objeto no comestible. Dependiendo del objeto tragado puede ser una emergencia médica. Algunos objetos, como carozos (semillas) de frutas, monedas, botones y canicas, no suelen causar problemas. Sin embargo, puede ser necesario un examen médico de emergencia tras haber tragado determinados objetos, en especial baterías tipo botón, imanes, agujas u otros objetos filosos. Es frecuente que los niños pequeños traguen objetos no comestibles, pero puede ocurrirles también a los adultos, ya sea de manera accidental o intencional. Los síntomas típicos son dolor en la garganta o el pecho, un bulto en la garganta o el pecho y dificultades para tragar. El tratamiento depende del objeto que se tragó y de la posibilidad de que pase por el sistema digestivo. Si bien algunos objetos pueden causar consecuencias serias, la mayoría de las personas que traga accidentalmente un elemento no comestible se recuperan sin complicaciones.

Riesgos

Los niños de entre 1 y 3 años suelen tragar objetos extraños pequeños, como monedas y botones. Los adultos pueden accidentalmente tragar elementos relacionados con la comida, tales como huesos de la carne, palillos de dientes o carozos (semillas) de frutas.

Síntomas

Los síntomas típicos son dolor en la garganta o el pecho, un bulto en la garganta o el pecho y dificultades para tragar. Otros síntomas comunes pueden ser sangre en la saliva, rehusarse a comer, reflejo nauseoso, náuseas o vómitos. Los niños pequeños pueden babear más de lo habitual. Si el objeto comienza a producir complicaciones, la persona afectada puede comenzar a vomitar sangre, desarrollar dolor abdominal, sentirse somnoliento o colapsar.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza basándose en el historial de haber tragado o haber visto a alguien tragar un objeto no comestible. Por lo general, es necesario hacer una radiografía del pecho o del abdomen, tanto para confirmar el diagnóstico (especialmente en los niños pequeños), como para verificar la posición del objeto en el tracto digestivo.

Tratamiento

Cuando se traga un elemento no comestible, es importante obtener consejo específico en una consulta médica. Muchos objetos pasarán por el tracto gastrointestinal sin requerir asistencia. En caso de objetos filosos o cuando haya riesgo de hemorragia, puede ser necesaria la extracción por endoscopía o cirugía. Las pilas en forma de botón también deben extraerse de forma urgente.

Prevención

Mantener los objetos pequeños como monedas, botones y canicas fuera del alcance de los niños pequeños puede ayudar en la prevención de estos episodios. Es necesario supervisar a los niños cuando utilizan dispositivos que contienen baterías tipo botón. Comer lentamente y no hablar al masticar también son formas de evitar tragar objetos no comestibles accidentalmente.

Pronóstico

La mayoría de los objetos que se tragan atraviesan el tracto gastrointestinal. Si son recuperados o expulsados, el pronóstico es excelente. Tragar una batería en forma de botón (una pila pequeña y chata) es muy peligroso y requiere atención médica inmediata, puesto que estas baterías pueden causar daño grave a los órganos internos rápidamente.