1. Ada
  2. Condiciones
  3. Hipoglucemia, inespecífica

Hipoglucemia, inespecífica

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La hipoglucemia describe un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipo significa bajo, y glucemia es la palabra para azúcar o glucosa en la sangre). El azúcar es una fuente importante de energía para el cuerpo. Los síntomas de tener un nivel bajo de azúcar en la sangre incluyen dolor de cabeza, nerviosismo, temblores, dificultad para concentrarse, sudoración y náuseas. El tratamiento consiste en administrar azúcar, ya sea en alimentos o bebidas, o en casos graves, de forma líquida directamente a la sangre. La mayoría de las personas se recuperan bien. Sin embargo, la hipoglucemia severa puede poner en riesgo la vida y requiere tratamiento inmediato.

Riesgos

El azúcar es una importante fuente de energía para el cuerpo, y el principal combustible del cerebro. El cuerpo puede compensar parcialmente los niveles bajos de azúcar, pero eventualmente necesita alimento para disponer de azúcar rápidamente. La hipoglucemia puede ocurrir en cualquier persona, pero algunas son más propensas que otras a tener episodios hipoglucémicos. Las personas con diabetes que toman medicamentos para controlar sus niveles de azúcar, las que no comen regularmente, y los atletas, tienen un mayor riesgo de tener episodios hipoglucémicos. Las personas que tienen condiciones de salud que afectan el hígado y el páncreas también están en riesgo. En circunstancias poco frecuentes, un cáncer que produce un exceso de insulina puede provocar episodios recurrentes de hipoglucemia.

Síntomas

Los síntomas típicos son dolor de cabeza, mareos, falta de concentración, nerviosismo, irritabilidad y movimientos descoordinados. Las personas con hipoglucemia pueden comenzar a sudar, temblar y sentir náuseas, y pueden sentirse hambrientas. Si se desarrolla una hipoglucemia grave, es posible que el cerebro no logre funcionar correctamente. Los síntomas de la hipoglucemia severa son somnolencia o coma, debilidad muscular, convulsiones, respiración lenta o colapso.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas y una medición del nivel de azúcar en sangre. El tratamiento no debe demorarse por realizar estudios para encontrar la causa de fondo.

Tratamiento

El tratamiento para un episodio de hipoglucemia consiste en administrar azúcar. Si la persona afectada está completamente despierta, beber medio vaso de alguna bebida dulce (zumo de fruta o refresco con azúcar) o comer 5 o 6 caramelos (alrededor de 15 gramos de azúcar) debería ayudar a mejorar los síntomas. Luego entonces, la persona afectada debería comer una comida o un tentempié. Si la persona está somnolienta o inconsciente, es posible que necesite que se le administre una solución de glucosa intravenosa o una inyección de glucagón (una hormona liberada por el páncreas, cuya función es aumentar los niveles de glucosa haciendo que el hígado convierta a glucosa el glucógeno almacenado).

Prevención

Las personas que toman muchos medicamentos para reducir los niveles de azúcar en sangre deben aprender a reconocer y tratar la hipoglucemia. Comer regularmente puede contribuir a prevenir los episodios de hipoglucemia.

Pronóstico

Si se recibe tratamiento rápidamente, la mayoría de las personas se recuperan sin consecuencias. Si no se trata, puede producir discapacidad severa, daño en el cerebro o la muerte.