1. Ada
  2. Condiciones
  3. Síndrome de colon irritable

Síndrome de colon irritable

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Pronóstico

Resumen

El síndrome de colon irritable es una afección a largo plazo que afecta el colon (intestino grueso). El síndrome de colon irritable es común y se diagnostica con mayor frecuencia en personas jóvenes y mujeres. Las causas de esta condición no se comprenden bien, pero se cree que el estrés y la sensibilidad a ciertos alimentos contribuyen a su aparición. Los síntomas principales son dolor de vientre, hinchazón y diarrea o estreñimiento. Antes de diagnosticar el síndrome de colon irritable, es importante descartar otras causas de los síntomas en una consulta médica. Aunque no existe cura para el síndrome de colon irritable, los cambios de estilo de vida y dieta a menudo ayudan a mejorar los síntomas.

Riesgos

El síndrome de colon irritable tiende a afectar más a mujeres que a hombres y tiende a diagnosticarse más frecuentemente en personas jóvenes, aunque puede afectar a personas de cualquier edad. Las causas del síndrome de colon irritable no se comprenden bien, pero se cree que tanto el estrés como la sensibilidad a ciertos alimentos contribuyen.

Síntomas

Los síntomas del síndrome de colon irritable pueden variar ampliamente de una persona a otra. Los síntomas más comunes son dolor abdominal, calambres, retención de líquido, gases, diarrea o estreñimiento y mucosa en las heces (materia fecal). Los síntomas pueden mejorar después de evacuar los intestinos. Situaciones de estrés o ciertos alimentos pueden desencadenar la aparición de síntomas. Los alimentos desencadenantes pueden variar de una persona a otra.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace en una consulta médica en base a los síntomas y un examen físico. Es importante que se descarten otras causas posibles de los síntomas antes de poder diagnosticar el síndrome del colon irritable, y para eso pueden ser necesarios algunos estudios y análisis. Podría pedirse a la persona que lleve un registro de los alimentos para ver si alguno de ellos empeora los síntomas en forma repetida. Además, puede realizarse una endoscopía gastrointestinal (observar el estómago o los intestinos con una cámara flexible que se introduce por la boca o el ano) para descartar otras causas de los síntomas. Otros estudios pueden incluir análisis de sangre, exámenes de aliento para la detección de intolerancia a la lactosa, radiografías o una tomografía computarizada (TAC).

Tratamiento

No existe un tratamiento que aborde directamente las causas del síndrome de colon irritable, pero existen muchas medidas que pueden ayudar a mejorar los síntomas. Evitar los alimentos que desencadenan los síntomas, incluyendo (entre muchos otros) alimentos que producen gases (brócoli, repollo, frijoles), alimentos grasosos y alimentos que contienen cafeína, es de ayuda para personas con esta condición. Además, muchas personas notan que hacer ejercicio regularmente les ayuda. El estrés puede ser un desencadenante importante de los síntomas, por lo que aprender a controlarlo también podría ser útil. Además, existen medicamentos que pueden ayudar a controlar el estreñimiento o la diarrea.

Pronóstico

Si bien el síndrome de colon irritable no tiene cura, muchas personas aprenden a controlar los síntomas y notan que estos mejoran con el tiempo. La mayoría de las personas no desarrollan complicaciones a largo plazo como resultado de esta condición.