1. Ada
  2. Condiciones
  3. Rubéola, sarampión alemán, sarampión de los tres días

Rubéola, sarampión alemán, sarampión de los tres días

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La rubéola es una infección viral que también se conoce como sarampión alemán. Afecta más comúnmente a los niños y normalmente provoca fiebre y la erupción de un sarpullido leve de color rosado. Es posible que los adultos experimenten síntomas más graves que los niños. No existe un tratamiento específico para la rubéola y la fiebre se debe controlar con paracetamol o ibuprofeno. Se recomienda evitar situaciones sociales (trabajo, escuela, etc.) mientras dure la infección. La mayoría de las personas se recuperan en el lapso de 1 semana a partir de comenzados los síntomas.

Riesgos

La rubéola es causada por un virus que se propaga a través del aire por medio de las gotitas de saliva que se expulsan de la garganta y la nariz. Los niños y las personas que no fueron vacunados tienen mayor riesgo de infectarse. Los bebés corren el riesgo de experimentar consecuencias graves si la madre se infecta con rubéola, especialmente en las primeras etapas del embarazo.

Síntomas

El síntoma típico es un sarpullido leve de color rosado que comienza en la cara y continúa avanzando por el tronco y las extremidades. A muchas personas también se les inflaman los ganglios linfáticos de la cara y el cuello y presentan una fiebre leve. Algunas personas también pueden presentar dolores de cabeza, dolor articular, goteo nasal, tos, dolor de garganta o conjuntivitis.

Diagnóstico

El diagnóstico suele basarse en los síntomas y en un examen físico. Se puede realizar un análisis de sangre para buscar signos de una infección reciente de rubéola, aunque normalmente no es necesario.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la infección por rubéola, pero tomar paracetamol o ibuprofeno para los dolores de cabeza o la fiebre puede ser de ayuda.

Prevención

La rubéola se puede prevenir aplicando una vacuna. Cumplir con el calendario de vacunación recomendado puede ayudar a prevenir infecciones por rubéola. Las personas que tienen rubéola deben quedarse en su casa durante 1 semana después de aparecido el sarpullido para evitar infectar a otros.

Pronóstico

La mayoría de las personas se recupera en el lapso de 1 semana de comenzados los síntomas y por lo general no se presentan complicaciones. La infección por rubéola durante el embarazo puede producir consecuencias graves para el bebé por nacer, incluyendo la muerte. Es recomendable que las embarazadas expuestas a la rubéola, especialmente en las primeras etapas del embarazo, deben realizar una consulta médica para controlar la situación y realizar chequeos periódicos.