1. Ada
  2. Condiciones
  3. Cáncer de estómago

Cáncer de estómago

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

El cáncer de estómago, a veces llamado cáncer gástrico, se origina en el estómago y avanza lentamente. Los síntomas del cáncer de estómago son llenura (pesadez) abdominal, materia fecal oscura, náuseas, vómitos y pérdida de peso sin explicación, aunque muchas personas no presentarán síntomas en las primeras etapas. Los hombres mayores de 40 años, las personas que tienen una infección en el estómago provocada por la bacteria llamada Helicobacter pylori o que tienen inflamado el estómago por mucho tiempo tienden a correr un riesgo más alto de contraer cáncer de estómago. El tratamiento del cáncer de estómago comúnmente incluye una combinación de cirugía, quimioterapia y, a veces, radioterapia. El cáncer de estómago se suele diagnosticar cuando ya está en una etapa avanzada y, en esas circunstancias, puede ser difícil de tratar. Las personas que reciben un diagnóstico temprano tienen mejores probabilidades de recuperación.

Riesgos

El cáncer de estómago es poco común. El cáncer se produce cuando un grupo de células anormales crecen sin control. Estas células pueden destruir las células normales sanas que las rodean y se pueden extender a otras zonas del cuerpo. Un factor de riesgo importante para la aparición de cáncer de estómago es una infección con Helicobacter pylori (una bacteria). Esta bacteria puede causar úlceras estomacales que, con el paso del tiempo, pueden convertirse en cáncer. Fumar y consumir alcohol en exceso aumenta significativamente el riesgo de cáncer gástrico. Algunos alimentos pueden aumentar el riesgo de tener este cáncer, por ejemplo, alimentos ahumados, ricos en sal, carnes rojas y verduras en vinagre (conservas o encurtidos) en grandes cantidades. Otras causas de algunos casos de cáncer de estómago parecen ser hereditarias, por lo que tener un familiar con cáncer de estómago puede aumentar el riesgo de contraerlo.

Síntomas

Las personas que tienen cáncer de estómago generalmente no presentan síntomas en las etapas tempranas. Algunas personas sienten dolor abdominal (dolor de estómago), acidez, pérdida del apetito o una sensación de sentirse lleno rápidamente cuando se come. A medida que el cáncer avanza, las personas se pueden sentir débiles y cansadas, y pueden presentar dolor abdominal, náuseas, vómitos, materia fecal negra y pérdida de peso sin explicación.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en base a los síntomas, un examen físico y una endoscopia (una cámara que se introduce por la boca para mirar el estómago). Se toma una muestra de la úlcera o crecimiento del estómago (una biopsia) para investigar si existe cáncer. Es posible que se haga una tomografía computarizada (TAC) para determinar el tamaño del cáncer y para detectar cualquier signo de que se haya extendido más allá del estómago.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de estómago depende de su tamaño, del tipo exacto de cáncer y de si se ha extendido o no más allá del estómago. La combinación de estos factores determina el estadio (etapa) del cáncer. De acuerdo con el estadio, el cáncer de estómago puede tratarse con radioterapia, extrayendo quirúrgicamente una parte o todo el estómago, con quimioterapia, o con una combinación de estos tres tratamientos. Se puede obtener el mejor asesoramiento sobre el tratamiento en consultas oncológicas.

Prevención

Es recomendable que las úlceras estomacales se traten y luego se las vigile con endoscopias. Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de estómago. Además, tener una dieta con poca carne y abundantes verduras, grasas no saturadas y granos enteros (dieta mediterránea) puede reducir el riesgo de cáncer de estómago.

Pronóstico

El cáncer gástrico se diagnostica más comúnmente cuando ya está en una etapa avanzada. A muchas personas se les diagnostica el cáncer cuando ya se extendió, en una etapa que ya es difícil de tratar. Si se diagnostica en las etapas tempranas, el pronóstico es mejor.