1. Ada
  2. Condiciones
  3. Enfermedad por úlcera péptica

Enfermedad por úlcera péptica

  1. Resumen
  2. Riesgos
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento
  6. Prevención
  7. Pronóstico

Resumen

La enfermedad por úlcera péptica es una condición en la que aparece una llaga abierta o úlcera en el revestimiento del estómago o del duodeno, que es la primera parte del intestino delgado. El síntoma principal es un dolor urente (tipo ardor) en la parte superior del vientre después de las comidas. Otros síntomas son acidez estomacal, eructos, hinchazón y náuseas. Los síntomas de una úlcera péptica suelen empeorar con el paso el tiempo. Además, las úlceras pépticas pueden llegar a sangrar, abrir un agujero en el intestino (llamado perforación) y producir otras situaciones de emergencia. Estas complicaciones pueden causar síntomas que aparecen repentinamente. El tratamiento de la enfermedad por úlcera péptica depende de la causa. Una vez que se identifica y trata la causa, el pronóstico generalmente es bueno.

Riesgos

La enfermedad por úlcera péptica es más común en personas mayores. Muchos casos son provocados por una infección con una bacteria llamada Helicobacter pylori. Otras causas de úlceras pépticas son el uso de medicamentos antiinflamatorios (como aspirina) y fumar. Otras condiciones médicas y medicamentos pueden causar enfermedad por úlcera péptica, pero son menos frecuentes.

Síntomas

Los síntomas típicos incluyen dolor en la parte alta del vientre, acidez, indigestión (eructos e hinchazón) y náuseas. Si la úlcera está sangrando, es posible que se vea sangre fresca y roja, o negra y vieja, en las deposiciones. El sangrado también puede estar acompañado de cansancio y falta de energía. Si la úlcera abre un agujero en el intestino, causa dolor repentino de vientre, fiebre, náuseas y desmayo. Sin embargo, esta es una complicación infrecuente.

Diagnóstico

Para diagnosticar una úlcera péptica, se necesita hacer una endoscopia (una cámara que se inserta por la boca para ver el estómago) y durante ella se realizan otros estudios que pueden determinar la causa de la úlcera péptica. Una infección por Helicobacter pylori (bacteria) se puede diagnosticar por medio de una prueba del aliento con urea.

Tratamiento

Para tratar las úlceras causadas por una infección bacteriana se recetan antibióticos. Si la causa de la úlcera es un medicamento, en una consulta médica se puede asesorar a la persona para advertirle sobre los riesgos y beneficios de continuar usando ese medicamento. Algunos medicamentos también ayudan a aliviar los síntomas al reducir la cantidad de ácido que produce el estómago y suelen ser necesarios solamente mientras la úlcera se está curando. Si la úlcera sangra, o causa un agujero en el intestino, podría ser necesaria una cirugía de emergencia, aunque esta complicación no es frecuente.

Prevención

Para prevenir las úlceras pépticas, es importante tener cuidado al tomar medicamentos antiinflamatorios (como la aspirina), especialmente en el caso de los adultos mayores. Dejar de fumar o reducir el hábito puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir la formación de úlceras nuevas.

Pronóstico

Si no se logra identificar y tratar la causa de una úlcera péptica, los síntomas pueden prolongarse por meses o años. Con un tratamiento adecuado, la mayoría de las personas se recuperan bien y no tendrán mayores problemas. Como es posible infectarse nuevamente con la bacteria Helicobacter pylori, las úlceras pueden ser recurrentes.