1. Ada
  2. Editorial
  3. Medicina y salud
  4. Hacer ejercicio

Hacer ejercicio

Hasta hace unos 12.000 años, los seres humanos pasaban la mayor parte del tiempo cazando, pescando y buscando comida.ref1 En otras palabras, siempre estaban de pie. Si avanzamos el tiempo hasta ahora y, biológicamente hablando, no hemos cambiado mucho. Pero a diferencia de nuestros antepasados ​​cazadores-recolectores, muchos de nosotros pasamos demasiado tiempo tumbados en el sofá o sentados en un escritorio.

Según la OMS, hasta el 85% de las personas en todo el mundo llevan una vida sedentaria.ref2 La enfermedad de estar sentado, que tu médico podría llamar sedentarismo, puede afectar seriamente su salud.

Los seres humanos están hechos para moverse. La inactividad física se encuentra entre las diez principales causas de muerte y discapacidad a nivel mundial. Puede aumentar el riesgo de varias enfermedades, incluidas las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer.

Pero hay buenas noticias. La mayoría de nosotros puede alcanzar niveles saludables de actividad. Hacer 150 minutos de actividad física moderada a la semana, o alrededor de 30 minutos al día, debería ser suficiente.ref3 Y no necesitas desempolvar tu vieja membresía del gimnasio, pequeños cambios en tu vida diaria pueden acercarte a ese objetivo.

Echemos un vistazo a 6 formas sencillas en las que puedes empezar a moverte más en casa, en el trabajo y mientras te trasladas de un lado a otro.

Moverse en casa

Aprovecha los quehaceres

Las tareas del hogar son la pesadilla de nuestras vidas. Pero juntos, fregar el piso, lavar la ropa y sacar la basura pueden sumar un entrenamiento completo. Programa un tiempo para los quehaceres y escucha un podcast o tu lista de reproducción favorita para hacerlo más interesante. Quemarás calorías mientras haces de tu hogar un lugar más agradable para vivir.

Hackea tu rutina

Cepillarse el cabello, ducharse, tomar un vaso de agua. Las actividades del día a día pueden ser tan rutinarias que acabamos haciéndolas en piloto automático. Entonces, ¿por qué no aprovechar mejor ese tiempo con algunos ejercicios simples de fortalecimiento? Intenta hacer levantamientos de pantorrillas en la ducha, sentadillas mientras te cepillas los dientes o hacer flexiones de brazos antes de sentarte a comer. Hay muchos ejercicios que puedes probar, así que encuentra los que te funcionen.

Moverse en el trabajo

Establece recordatorios de movimiento

Si trabajas en un escritorio, pueden pasar largos períodos de tiempo sin ningún movimiento. Pon un recordatorio en tu teléfono o pega una nota en tu pantalla, recordándote que debes levantarte y caminar cada 20 minutos. Dejar por un momento tu trabajo y levantarte a estirar las piernas también puede ayudar a mejorar la productividad.

Toma un descanso adecuado

Tomar un descanso a la hora del lunch es vital para evitar el agotamiento. Pero no solo te pases el tiempo en tu teléfono mientras comes un sándwich en tu escritorio. Aprovecha la oportunidad para mantenerte activo y salir a tomar aire fresco. Da algunos pasos mientras descubres el área alrededor de tu lugar de trabajo.

Moverse sobre la marcha

Toma las escaleras

¿Sabías que subir escaleras quema más calorías por minuto que trotar? Optar por las escaleras en lugar de los ascensores y las escaleras mecánicas ayudará a fortalecer los músculos, los huesos y las articulaciones. Y está garantizado que hará latir tu corazón.

Camina más rápido

Acelerar el ritmo puede convertir la caminata en un ejercicio serio. Quemarás más calorías, fortalecerás los músculos de las piernas y harás que tu sistema cardiovascular funcione. Además, te desplazarás más rápido. Excelente. Empieza a un ritmo moderado para que el corazón y los pulmones funcionen, y luego aumenta la velocidad una vez que hayas calentado.

Hay innumerables formas en las que puedes moverte más durante el día, así que ¿por qué no aventurarse? Cada momento que pasa de pie estás dando un paso en la dirección correcta. Te sentirás mucho mejor por ello.


  1. National Geographic. “Hunter-Gatherer Culture”.

  2. WHO. “Physical inactivity a leading cause of disease and disability, warns WHO”. 4 de abril, 2002.

  3. CDC. “How much physical activity do adults need?”.